Adiós a ProMéxico

Por Eric J. Reyes 

Especialista en Comercio Exterior en G-Global

Ensenada.-  Como es del conocimiento general, en el ámbito del comercio exterior la existencia de Proméxico, su existencia y presencia en más de 20 estados de la República Mexicana y con más representaciones a nivel internacional.

Dentro de las funciones primordiales que tiene esta entidad son, atracción de inversión extranjera cumpliendo  con lo dispuestos por la legislación, fortalecer la imagen de nuestro país a nivel internacional.

 

Además, la promoción de la internacionalización de las empresas mexicanas para posicionar sus productos a nivel internacional y así lograr el crecimiento del PIB nacional.

Para el logro de lo anterior PROMÉXICO asesora y ayuda a los exportadores nacionales a que produzcan más a colocar sus productos en el extranjero, difusión y organización de diversas ferias internacionales en las cuales puedan participar las empresas nacionales con el objeto de promocionar sus productos entre los participantes a las referidas ferias.

Es un hecho de que para el logro de las funciones antes señaladas y para el cumplimiento de los objetivos esta dependencia necesita recursos para operar, por ello y con las promesas del ejecutivo en esta cuarta transformación la cual tiene como uno de sus pilares principales la “AUSTERIDAD” el pasado mes de diciembre  2018 se anunció el cierre programado de las diferentes oficinas de Proméxico del país y las representaciones que se tienen alrededor del mundo.

Lo anterior para cumplir con el plan de austeridad señalado por AMLO el cual costará el empleo a más de 500 colaboradores a más tardar en la segunda quincena del próximo mes de febrero del 2019.

Durante sus años de gestión de esta organización se han atraído inversiones por más de 80 millones de dólares, se crearon alrededor de 300 mil empleos directos e indirectos, así, como el impulso a más de 5,000 proyectos de exportación de productos nacionales.

Como se puede apreciar en estos casi 5 años de operaciones por parte de Proméxico ha sido de gran ayuda para el crecimiento de las operaciones del comercio exterior, por lo cual es mi opinión, no es muy acertada la política del ejecutivo en cerrar estas oficinas tanto en territorio nacional e internacional, debido a que se perderán en gran medida los grandes éxitos logrados.

Ahora bien estas funciones se transmiten a los diferentes embajadas que tiene representación en diferentes países del mundo, si bien en cierto continuarán en otras manos dichos estímulos y encomiendas, no serán los mismos resultados que los obtenidos por una entidad especializada en la promoción del comercio exterior.