Aguantarse ganas de ir al baño puede provocar enfermedades

Por Montserrat Buendía

Ensenada.- Ir al baño es una necesidad fisiológica;  obviamente, si el organismo pide acudir al baño es porque existe la necesidad de desechar algo tóxico y especialistas explican que el hecho de que la orina permanezca mucho tiempo dentro de la vejiga puede generar una infección o enfermedades.

Entre otros padecimientos, detallaron, puede causar  ardor al orinar, sensación de no vaciarla por completo, ganas de continuar orinando y cuando la persona pasa mucho sin orinar, al momento de tratar de hacerlo, ya no puede.

Algunas de las consecuencias graves por no orinar a tiempo,  son el reflujo vesico-uretral (la orina regresa a los riñones) y la pielonefritis (infección renal), que causa disminución de la función de este órgano.

Existen casos en que la vejiga se somete a su máxima capacidad y si no se ha evacuado, pierde sensibilidad, no tiene posibilidad de contraerse para orinar y entonces se pueden formar pequeños sacos en la pared de la vejiga, donde la orina se almacena y es más difícil evacuarla.

Cuando la vejiga no funciona ya no tiene la capacidad de reservar y avisar en qué momento se tiene que ir a desalojar, se hace grande, se llena con mucha orina y entonces las personas sufren de incontinencia por rebosamiento.

Es de suma importancia de acudir al baño cuando lo pide el organismo; para ello, el Instituto lleva a cabo tratamientos con base en medicamentos cuando hay infección y orientación sobre medidas higiénicas que debe tomar en cuenta.

Cuando una persona siente la necesidad de orinar, debe ir al baño en ese momento y tratar de vaciar por completo la vejiga y no dejarlo para más tarde.