Apertura de casillas, a prueba de nervios

Por Julio Cesar García

foto julioEnsenada.- Apertura de casillas, a prueba de nervios;  Andrea Arce denotó nerviosismo en todo momento de la apertura de la casilla 1862, sección del mismo nombre, primero no podía armar las urnas, ni las mamparas de votación, después no llegaba el escrutador nombrado por el IEPC, pero se relajó después de las 8:25 que inició la votación y así la larga jornada electoral de este 7 de julio.

A sus 19 años, la joven tiene su primera experiencia en una elección electoral, no solo fue a sacar su credencial para votar con fotografía para tenerla como identificación, sino tomó el papel que no todos asumen, ser presidente de una casilla electoral y representar a miles de ciudadanos que elegirán gobernador, presidente municipal y diputados locales.

El reloj marcaban las 8:10 de la mañana y la presidente toma una bocanada de aire y en su rostro refleja un signo marcado de nerviosismo, le falta el escrutador, no sabe qué hacer y decide llamar a Jorge Villalobos, auxiliar electoral, éste le indica que hable con los ciudadanos formados y que les pida asumir ese cargo. Ninguno accede.

El auxiliar electoral, joven de 20 años me comenta que se levantó a las 5 de la mañana, su trabajo es ayudar a la apertura de las casillas 1847, 1849, 1863 y 1862, se extralimitó hasta el punto de ir por algunos presidentes de casillas. Continúan preparando la apertura de la casilla, abren el paquete electoral que contiene la tinta indeleble, las boletas, las actas y empiezan a llenarlas. 8:20 se presenta la señora Judith Copado, la acompañan dos niños, dice ser la escrutadora y Andrea Arce se relaja, ya está completa la casilla, todos los funcionarios y representantes de partidos políticos se preparan para la votación.

Solo que, Judith Copado no es la escrutadora enlistada en los integrantes de la mesa de la casilla, no le preguntaron si ella era, ella dijo que la visitó un representante del IEPC para decirle que había sido seleccionada para serlo, pero ella se negó por ser madre soltera y trabajadora, se dijo dispuesta en hacerlo solo si, se podía llevar a los niños.

Quedaron de avisarle y posteriormente le dijeron que se podía llevar a sus pequeños, pero nunca le llamaron para explicarles en que consistiría su trabajo. “No me hablaron después, yo vine para saber si me necesitaban, pero me tuve que traer a mis hijos conmigo”, sabe cuál será su trabajo, le preguntó este reportero, “no, no sé, quedó de hablarme el notificador, pero como ya me había dicho que fui seleccionado, me vine, por si me necesitaban o si ya habían nombrado a otra persona”.

Andrea Arce, presidente de casilla, Judith Copado, escrutador, Alejandra González, secretaria y Antonio Medrano, escrutador, empiezan a llamar a los ciudadanos ya formados desde las 7:30 de la mañana para poder votar, solo que lo hacen hasta las 8:25 que queda formalmente abierta la casilla 1862 y así la jornada