Buscarán invasores de Lomas de la Presa una forma de pago, pero no abandonarán las casas

Por Nelly Alfaro

casa.Ensenada.- A uno días de que llegaran a invadir las casas deshabitadas del Fraccionamiento Lomas de la Presa, está tarde se reunieron los residentes del lugar para llegar a un acuerdo sobre cómo podrían establecer un convenio con quien resulte responsable de las viviendas.

Esmeralda Pulido Hernández, llegó a las viviendas que estaban abandonadas desde hace algunos años para poder adquirir un techo dónde vivir, y refirió, que de ser posible que se quede con alguna de las casas, está dispuesta a pagar una mensualidad que vaya de acuerdo a sus posibilidades.

“Yo no tengo trabajo, tengo tres hijos y a mi esposo le pagan muy poquito, no tenemos casa, pero, sí me dicen que me puedo quedar con una casa a un precio módico lo hago, porque no cuento con recursos”, manifestó.

La señora, testificó que las casas que quedaron abandonadas, fueron entregadas por los dueños originales porque no pudieron pagarlas, pero, hasta el momento no saben con quién dirigirse para poder adquirir una vivienda.
Aseguró, que en un inicio les habían comentado que las mensualidades serían de 500 pesos y que llegaron ahí por “rumores” de la colonia donde antes vivía.

Asimismo, Belén Servín de Loa, quien llegó hace una semana al fraccionamiento, aseguró que no se saldrá puesto que tiene necesidad de un lugar en donde vivir y no tiene los recursos suficientes para rentar o comprar.
“Yo soy invasora y nos están diciendo que nos salgamos, pero, no queremos porque yo tengo necesidad. Sé que no es legal, pero tengo toda la intención de pagar con facilidades, no estamos pidiendo que nos la regalen”, comentó.

Vecinos aceptan que haya invasiones

Desde hace algunos años las viviendas del fraccionamiento sirven como picaderos y la delincuencia ha ido incrementando, por lo que los residentes que continúan en el lugar, están de acuerdo en que “los invasores” tomen y cuiden las casas.

Iván, habitante de Lomas de la Presa desde hace algunos años, manifestó que hay un problemática social muy fuerte ahí, pues las viviendas, además de estar abandonadas eran utilizadas como puntos de reunión de delincuentes, lo que ha quitado tranquilidad a la zona.

“Apoyaremos que lleguen a las casas, porque es preferible a que estén solas y algunas ya no tienen dueños, pero ahora les están diciendo que no se hacen responsables de lo que pase. Por ejemplo, en mi cuadra no nos molesta, porque el estado de las casas era deplorable y servían como picaderos; es preciso ver la problemática y que se les de facilidades y también a quienes estamos bien endeudados porque queremos hacer un convenio”, dijo.

Por su parte, la señora Guadalupe Peña Meza, exhortó a las autoridades correspondientes a que los apoyen, pues aseguró que las inmobiliarias que les vendió la propiedad ya no están y no saben con quién hacer un convenio de pago, ya que las mensualidades subieron hasta los 7 mil pesos en algunos casos.

“Es cierto que no podemos seguir pagando las mensualidades de estas casas; no queremos que nos la regalen, pero, nos vendieron mentiras, al que era plomero dijeron que tenía una plomería, al que trabajaba en carwash, pusieron en el contrato que era dueño, entonces esto fue creciendo y ya que les sacaron el dinero desaparecieron las inmobiliarias”, expresó.

La señora de 57 años de edad, quedó imposibilitada para trabajar y continuar con las mensualidades que subieron hasta los 4 mil pesos, por lo que prefirió rentar, sin embargo, quiere recuperar su patrimonio.

Se deslinda asociación de invasiones en Lomas de la Presa

Luis Alberto Rojas, líder de la asociación Antorcha Campesina desmintió incitar a familias a invadir el fraccionamiento, por el contrario, los exhortó a que buscaran la manera de llegar a un acuerdo con las autoridades correspondientes para poder adquirir las casas.

“Nos queda claro que es un problema social y estamos conscientes que es un delito, pero, también estamos seguros que es el gobierno estatal o federal el que tiene la obligación de resolver el problema de vivienda para quienes no tienen un techo y que de otra manera no se ponga en riesgo su integridad”, indicó.

Ante el centenar de personas, aseveró que es falso que haya provocado a las personas a que se metieran en las casas, por el contrario, buscarán la manera de hablar con los propietarios para una negociación de la deuda.

Insistió en que se les dijo a los invasores a que era necesario que se salgan de los domicilios, pues pudiera existir un proceso legal de las casas que puede terminar en un desalojo y que el dueño llegue y peleé su patrimonio.