Con la 4ta transformación se termina corrupción en las aduanas

Por Eric J. Reyes 

Especialista en Comercio Exterior en G-Global

Ensenada.- El pasado 12 de diciembre del 2018 fue nombrado como Administrador General de Aduanas al Maestro Ricardo Peralta Saucedo, y dentro de su discurso inicial señaló algo que en lo personal es de gran importancia,  erradicar la corrupción dentro de las  aduanas y puntos de revisión.

El no dar cuartel a las prácticas de corrupción por parte de los servidores públicos es un tema que realmente vemos con tristeza que se practica, ahora la nueva administración de aduanas deberá de lograr para beneficio de todos.

Recordemos que la recaudación de los impuestos se da por el pago de los impuestos al comercio exterior, esto derivado de las importaciones efectuadas por los contribuyentes y otras dadas por los pasajeros internacionales.

Recordemos que en el país en cada periodo vacacional llamémosle, semana santa, verano o navidad, muchos connacionales vienen de regreso a sus tierras para visitar a sus familiares y con ello traen mercancías algunas que pueden pasar como franquicia, es decir, sin el pago de impuestos y su excedente cubriendo las contribuciones al comercio exterior.

De lo anterior, podemos señalar que es en el punto de las mercancías que traen donde se presta para que los servidores abusen de su puesto para extorsionar a los paisanos, señalando que sus cosas no entran en la franquicia y que pagaran mucho de impuestos, etc, con el objeto de que con un apoyo económico les pueden dejar de cruzar sus pertenencias, pero también existen algunos usuarios que realmente quieren abusar y traer consigo mercaderías que no deben de introducir o  en cantidades exageradas, y solicitando que se las dejen pasar con ese apoyo económico.

Por ello espero que realmente esta nueva administración se ponga enérgica y no de un ápice a la práctica de sobornos, dentro de su discurso el nuevo administrador de la AGA señaló que “Aquel servidor público que haya sido señalado por acto de corrupción se remitirá a la Ciudad de México, no podrá estar otra vez en su centro de trabajo y se le abrirá un procedimiento administrativo”.

Esto puede ser un arma de doble filo ya que si un contribuyente molesto denuncia que algún servidor lo quiso extorsionar sin ser cierto, este servidor ya se podría ver afectado en su desempeño dentro de la administración pública, con esta nueva políticas de anticorrupción se deben de educar a las autoridades pero sin descuidar que nosotros como particulares debemos de reforzar esas políticas y malas prácticas que se han realizado por varias años.