Da a conocer su postura alcalde de Ensenada respecto al tema del Valle de Guadalupe

Por Nelly Alfaro

DSC06255Ensenada.- En relación a los recientes hechos en los que se ha demostrado la inconformidad por parte del sector vitivinicultor y la comunidad, el alcalde de Ensenada Enrique Pelayo Torres, a través de un comunicado dio a conocer su postura.

Aquí, de manera textual lo informado por el presidente municipal.

1.- Afirmo categóricamente que no he tenido y no tengo ningún interés personal en que se modifique el uso de suelo en el Valle de Guadalupe, ubicado en la zona norte del Municipio de Ensenada, denominada Región del Vino, como reiteradamente lo he declarado a la prensa local, estatal y nacional.

2.-La verdad es que contrario a lo que se publica, no se ha modificado el uso de suelo en dicho Valle, pues su vocación sigue siendo eminentemente agrícola, complementada con actividades turísticas y comerciales.

3.-Han sido algunos vitivinicultores con actitud elitista, quienes en una supuesta defensa del Valle de Guadalupe, han explotado personal y políticamente, que se modificó la vocación agrícola para dar paso al desarrollo de grandes fraccionamientos habitacionales, lo cual es una falsedad ampliamente difundida en una campaña que -disfrazada de perjuicios al interés general de la población-, sólo encubre muy claros intereses personales de los antes mencionados.

4.- Informo a la comunidad, que los propios vitivinicultores, –que ahora protestan- estuvieron de acuerdo en la propuesta de un reglamento iniciada por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Turismo que denominaron “Reglamento de Zonificación y Usos de Suelo para el Programa Sectorial de Desarrollo Urbano-Turístico de Los Valles Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada”, por lo que no es de ninguna manera una propuesta de este Ayuntamiento y menos del Presidente Municipal; considerando en el proyecto de reglamento una superficie de 4 hectáreas como mínimo para la construcción de una vivienda, lo que resultaba elitista, privativo, discriminatorio y ofensivo para la población ensenadense. La propuesta del Reglamento fue presentada por la Regidora Carmen Iñiguez Casanova, siendo inicialmente rechazada por el cabildo y ante la insistencia de ella, en una posterior sesión se turnó a la Comisión de Gobernación y Legislación, integrada por Regidores del Ayuntamiento y antes de emitir su dictamen, solicitaron comparecencias e hicieron visitas al Valle, escuchando las voces de los residentes. Reitero que no estuve presente y no participé en ninguna de las etapas del procedimiento, puesto que desde un principio declaré y aclaré que me abstenía de participar en el asunto.

5.-En la sesión pública celebrada por los integrantes del XX Ayuntamiento, el día jueves 07 de noviembre del año que transcurre, lo que se aprobó fue una modificación al Reglamento propuesto, disminuyendo la densidad y estableciendo una más justa, equitativa y que brinda oportunidad a más personas para integrarse a las actividades productivas complementarias, como son las turísticas, comerciales y recreativas. En esa sesión de Cabildo, MI VOTO FUE DE ABSTENCIÓN.

6.-Considero que no es correcto y hago público mi absoluto rechazo a la conducta de quienes, motivados por intereses personales y no de la comunidad, llevan a cabo manifestaciones en mi domicilio particular, dirigiéndose a mi persona y a mi familia con palabras soeces, injuriosas y difamatorias, profiriéndolas sin fundamento alguno de hecho, ni de derecho, pues repito, MI VOTO FUE DE ABSTENCIÓN.

7.-Desde el inicio de mi administración hemos apoyado al Valle de Guadalupe tanto ejecutando obras para los residentes de las delegaciones de San Antonio de las Minas, El Porvenir y Francisco Zarco como a los vitivinicultores en la difusión y promoción de las actividades, así como con el apoyo con seguridad y pago mínimo de impuestos de los eventos que se realizan en la Región del Vino, lo que repercute en beneficios en las actividades económicas del Municipio de Ensenada.