El tráfico de vehículos es el principal factor de contaminación en Ensenada

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de Cicese, el 70% de emisiones de carbono a la atmósfera que arroja anualmente Ensenada,  es proveniente del uso de vehículos y de la fábrica de cemento que opera aquí desde 1958.

En el estudio, se dio a conocer que el tercer aporte significativo (13%) es la generación de electricidad, y en caso de que se buscara compensar estas emisiones y llegar a un equilibrio de 0  impacto, se necesita una área verde de casi 11 mil kilómetros cuadrados, equivalente a 4.6 veces el tamaño de la Ciudad de México.

Además, se compararon las emisiones de carbono que generan los habitantes de Ensenada con las que producen los residentes de Chula Vista, California, y resultó que las emisiones de CO2 equivalente son menores en este puerto que en aquella ciudad californiana: 3.6 toneladas por habitante por año contra 4.4, debido principalmente a que allá tienen mayor consumo per cápita de gasolina y energía doméstica, y a pesar de que Ensenada es una ciudad más industrial y con mayor densidad de habitantes por kilómetro cuadrado.

El investigador del Departamento de Biología de la Conservación del CICESE, Stephen Bullock, indicó que el estudio concluye que la fuente más importante de carbón son los vehículos que circulan en la ciudad, superando a las emanaciones de la planta cementera. Ambas fuentes constituyen aproximadamente 70% del total.

Sobre la electricidad, agregó,  que representó casi 13%, del cual aproximadamente 22% fue atribuible a la fabricación de cemento, bombeo de agua y a la fábrica más grande.

Otro aspecto a considerar es que si bien la electricidad se produce en Rosarito es aquí donde se consume, por lo que la cuenta del gas que se requiere para generarla se sumó a la estimación de emisiones de Ensenada.

A su criterio, lo más importante que se puede hacer para disminuir estas emisiones es reducir el uso de los vehículos. El problema no está en usar motores más eficientes, sino en la mala planeación urbana que hace que la gente viva en un lado, que las escuelas estén en otro y los centros de trabajo en otro más alejado.