Esclarecen homicidio de El salitral

Por Nelly Alfaro

JORGE PARRALES MORENO-HOMICIDIO CALIFICADO

JORGE PARRALES MORENO-HOMICIDIO CALIFICADO

Ensenada.- Jorge Parrales Moreno de 41 años de edad, fue ubicado y asegurado como homicida confeso de dos sujetos apodados “El Ratón” y “El Chinicuil”, quienes no han sido plenamente identificados.

Agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos al Grupo Investigador de Homicidios Dolosos, esclarecieron este doble homicidio, ocurrido en abril de 2011, en un domicilio ubicado en la zona conocida como el salitral.

El cuerpo de “El chinicuil” fue localizado, el pasado 18 octubre de 2011, en las inmediaciones de esa zona.

Este hallazgo dio inicio a las investigaciones de los agentes ministeriales y a la ubicación del presunto homicida, quien ante el agente del ministerio público confesó que existía otra víctima más, dentro de una fosa séptica ubicada en el predio de un familiar.

Por ello, el agente del Ministerio Público con sede en Ensenada, ordenó su detención por urgencia administrativa y agentes ministeriales de este Municipio viajaron al Estado de Guerrero para realizar el traslado del detenido.

Parrales Moreno, reveló que el móvil del homicidio fue venganza, ya que, presuntamente los dos occisos habían privado de la vida a su hermano Gabriel Parrales Moreno, hace aproximadamente 2 años en la ciudad de Tijuana.

El indiciado declaró que, personas cercanas a él, le hicieron saber que, quienes ultimaron a su pariente fueron “El Ratón” y el “Chinicuil” y que podía localizarlos en el bar “Rocamar”, ubicado en la colonia Buenos Aires Norte.

Relató que primeramente hizo contacto con “El Ratón”, ambos bebieron en el bar y al cabo de unas horas el indiciado lo invitó a Ensenada, a continuar bebiendo en la casa de un familiar, la cual que está desocupada y  ubicada en el Salitral.

En ese lugar siguieron tomando, el indiciado esperó a que su víctima estuviera completamente ebrio, para empezar a golpearlo con una pala hasta quitarle la vida.

Envolvió el cadáver en una colcha y lo tiró a una fosa séptica que se encuentra en el predio; luego de tres días, regresó al bar y ubicó a “El Chinicuil”, a quien de igual manera llevó a la casa de su pariente.

Parrales Moreno, dijo que esperó a que estuviera completamente ebrio, lo empezó a golpear y posteriormente lo estranguló con sus manos hasta quitarle la vida.

Por lo anterior, será consignado por el Ministerio Público como presunto responsable del delito de Homicidio Calificado y recluido en el Cereso local,  a disposición del Juzgado Penal en Turnio

Cabe destacar, que el homicida confeso fue ubicado en el Estado de Guerrero, donde se mantenía oculto de la justicia de Baja California.