Exige Canacintra efectividad contra delincuencia

Por Montserrat Buendía

Ensenada.- Urge que las autoridades de los tres niveles de gobierno, actúen coordinadamente para detener la creciente incidencia de delitos de alto impacto y del orden común, exigió el presidente de la Cámara Nacional de la industria de Transformación (Canacintra),  en Ensenada, Jorge Eduardo Cortés Ríos.

Enfatizó que hay una profunda preocupación por parte del sector industrial por los asesinatos, presuntamente a manos del crimen organizado, que en lo que va del año rondan los 100 casos.

“Mientras que las autoridades de los tres niveles de gobierno declaran que ya se están coordinando, los crímenes crecen más del 220% con relación al mismo periodo del 2016 y de manera exponencial, ya que cada vez las cifras del mes rebasan al anterior”, dijo.

Cortés Ríos, destacó, que ya es suficiente de excusas y pretextos por parte de autoridades y corporaciones policiacas; se  tiene que actuar con los recursos disponibles que no son pocos, lo que se requiere es dar resultados con lo que hay.

Las cifras no mienten, manifestó; de alrededor de 100 homicidios que van en los últimos 6 meses, no se ha resuelto ni el 5%, situación que demuestra la impunidad y falta de eficacia de las autoridades sin importar si son policías, ministerios públicos o jueces.

El presidente de Canacintra recordó que a nivel estatal la Secretaría de Seguridad Pública dispone de un presupuesto de mil 936 millones 360 mil 917 pesos; la Procuraduría General de Justicia tiene mil 675 millones 180 mil 709 pesos y el Poder Judicial 942 millones 511 mil 147 pesos, por lo que no hay justificación para no dar mejores resultados.

En el municipio la Dirección de Seguridad Pública tiene 297 millones 681mil 216 pesos, precisó, lo que significa el 20% del gasto municipal.

“Urge que la incidencia delictiva actualmente al alza, se revierta, no solamente en los crímenes de alto impacto sino también en los delitos del fuero común como robos a negocios, a casa habitación y a vehículos”, finalizó.