Habla experto sobre e riesgo de la Inteligencia Artificial

Por Yuver Maceda

Ensenada.- Como objetivo de que la inteligencia artificial esté desalineado con los de los seres  humanos, a través de una charla especialistas hablaron sobre cómo podría superar ésta a la inteligencia humana.

Las aplicaciones de esta disciplina, explicaron investigadores de Cicese, es que existe el interés como campo de estudio en las próximas décadas solo será superado por la biología, abarca temas muy diversos que van desde la predicción de diagnósticos clínicos, asistencia vial, médica y la creación de modelos climáticos más precisos, hasta la implementación de métodos que facilitarán las actividades industriales, mecánicas, de entretenimiento y sociales.

La charla de divulgación “Inteligencia artificial: pasado, presente y futuro” que ofreció en Cicese,  Mariano Rivera Meraz, del Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT), mencionó que el asunto fundamental es continuar con esta búsqueda de IA y aprender a manejarla; es decir, alinearla con los objetivos y metas de los humanos.

“La efervescencia por buscar IA se catapultó cuando Frank Rosenblatt presentó su trabajo sobre perceptrones y propuso en 1957 el primer modelo matemático que describía el funcionamiento de una neurona. Esto permitió el desarrollo de la primera computadora que podía aprender nuevas habilidades a partir de prueba y error, y dio origen al concepto de redes neuronales”, platicó.

Rivera Meraz,  ejemplificó el abatimiento de costos con el caso de la supercomputadora “Kam Balam”, de la UNAM, que en 2006 tenía características que hoy podemos ver en equipos portátiles. A 12 años de distancia, hoy puedes adquirir por mil dólares lo que a la UNAM le costó casi 3 millones.

“El llamado aprendizaje profundo (deep learning), junto con machine learning y el big data, se interrelacionan y alimentan el avance de la IA a nivel mundial. Casos emblemáticos los tenemos en reconocimiento facial, donde la extracción de rasgos a partir de enormes bancos de datos y el refinamiento de las funciones de los algoritmos se realiza al mismo tiempo, dependiendo además de lo que se busca resolver”, detalló.

Entre los asistentes a la conferencia, en su mayoría estudiantes de preparatoria que abarrotaron el auditorio institucional del CICESE, dos preguntas eran reiterativas: ¿podrá la IA de las computadoras superar el desempeño de los humanos? y ¿podrán las máquinas desarrollar sensaciones como los humanos?

Para la primera hay tres escenarios, según el conferencista. El primero es optimista: La IA superará a la inteligencia de los humanos, pero será para bien. El segundo escenario es pesimista: La singularidad nunca ocurrirá.

El tercer escenario, en el que coinciden la mayoría de los expertos (75 por ciento, al menos), establece que la singularidad sucederá, pero no se sabe cuándo, y que el riesgo es que los objetivos de la IA estén desalineados con los objetivos de los seres humanos.

Para la segunda pregunta estableció que son los aspectos subjetivos los que nos definen como seres humanos; los que nos hacen ser conscientes de nosotros y de nuestro entorno. Por ejemplo, podemos hacer que una red neuronal sea altruista, o que una máquina siga las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov, pero no que puedan desarrollar rencor, dolor, felicidad o ninguna de las emociones que tenemos los humanos, pues son subjetivas.