Impulsan rescate de lenguas indígenas

Por Nelly Alfaro

2013-06-20-721Ensenada.- Ante la posible pérdida de diversas lenguas indígenas de la región, se llevó a cabo el taller de revitalización lingüística en donde se brindaron algunas propuestas metodológicas para el rescate de éstas.
Eva Cacavari Garza, Enlace del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas en Baja California, aseguró que la situación de las lenguas indígenas es crítica y están en alto riesgo de desaparición, por lo que desde hace un par de años se empezaron a hacer proyectos para buscar condiciones que permitan que la lengua vuelva a usarse y que se trasmita de padres a hijos.
Explicó que en el 2011 se firmó un convenio, donde diversas instituciones sumaron esfuerzos para aportar las iniciativas de las comunidades y revitalizar sus lenguas.
“Como parte de estas acciones se identificó la necesidad de dar herramientas; el propósito es ir construyendo e impulsando con indígenas estas iniciativas para hacerles más fácil el fin y ayudar en estos procesos de revitalización”, comentó.
La representante del instituto, agregó que actualmente hay cinco hablantes kiliwas; de las comunidades Cucapá y Kumiai hay quienes están impulsando acciones de revitalización para rescatar su identidad.
Detalló que dicho proyecto es para ayudar a los procesos en las comunidades, ya que en términos sociales tiene un impacto fuerte considerando que la lengua encierra un conocimiento ancestral que tiene que ver con la memoria histórica de la relación de los grupos con la naturaleza y otros seres humanos.
Por su parte Apolonia Duarte, nativa de la comunidad Paipai comentó que es importante la realización de estos talleres para poder rescatar la lengua; ellos hacen su trabajo con los niños mediante clases.
“En aquel tiempo cuando yo era niña nuestros padres no nos enseñaban, al contrario, nos retiraban de un lado porque en aquel tiempo no podía estar enfrente de los adultos y como a mí me interesaba aprender lo hice escuchando”, manifestó.
La indígena, manifestó que si llegara a perder su lengua, sería como perder su identidad, pues existen hasta hoy solo tres personas de su comunidad.