La fundamentación del acto administrativo

Por Julio César García Ortiz

Ensenada.- Fundar y motivar, son dos elementos mínimos que dan garantía jurídica al acto administrativo que exterioriza la autoridad administrativa, es el motivo de hecho y de derecho, que puede interpretarse como la presunción de legitimidad que distingue a la forma emitida por el órgano administrativo.
Como es del público lector, el Cabildo ha sido acreedor a una sanción administrativa por parte del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado, por rechazar el aumento al transporte público “sin que funde o motive” la votación del pleno de cabildo en sesión.
La petición, conforme la nota periodística publicada el 17 de marzo pasado en El Vigía, del Tribunal es que la autoridad dé los “motivos” y no los “fundamentos” jurídicos que separan un concepto de otro, mientras el primero está basado en elementos que conforman el acto administrativo, el segundo es más por conveniencia del acto en razón de su utilidad.
En las ultimas columnas, amable lector, hemos escrito del acto administrativo y en este escrito daremos los elementos y características que debe reunir ese acto que exterioriza la autoridad que todos la conocemos como la forma o el formato; la boleta de infracción, el permiso de uso de suelo o el de comercio ambulante; es decir, todo aquel documento emitido por la autoridad debe estar fundado, conforme los siguientes elementos del acto administrativo.
Nos dice el maestro Gabino Fraga: “a diferencia de lo que ocurre en el derechos privado, la forma en el derecho administrativo tiene normalmente el carácter de una solemnidad no sólo para la prueba sino principalmente para la existencia del acto y es que en esta última rama del derecho el elemento formal constituye una garantía automática de la regularidad de la actuación administrativa”.
Si no existe el “documento” emitido por la autoridad no hay prueba plena de que existe el acto del órgano administrativo y si existe, entonces podemos decir que es una garantía del acto que exterioriza la voluntad del sujeto activo (órgano administrativo).
Ese documento debe contener ciertos elementos y requisitos del acto administrativo en sentido restringido el sujeto, la voluntad, el objeto, el motivo, el fin y la forma.
Cuando hablamos del sujeto activo, nos referimos al órgano competente del Estado que exterioriza el acto mediante la declaración unilateral de voluntad con efectos jurídicos, cuyos efectos jurídicos sobre el sujeto pasivo, el particular, a quien afecta el acto jurídico. El servidor público que exterioriza el acto debe estar facultado legalmente para tomar y externar decisiones públicas.
Existía un discusión en la doctrina jurídica que hablaba de la voluntad del sujeto activo al emitir el acto administrativo, y se decía que con la sola emisión de la forma o formato, se exteriorizaba la voluntad del órgano emisor; y existía otra corriente jurídica que determinaba que la voluntad del sujeto activo no puede ser tácita y que debía declararse en forma expresa en los términos previstos por la norma jurídica aplicable; la discusión termino en que la voluntad del sujeto activo debe ser espontánea y libre, sin vicios ni errores, dolo, violencia u otras causas, esto es, que la voluntad debe estar expresado en el acto, que certifique e identifique al sujeto activo; pudiendo inclusive ser cierto, determinado, física y jurídicamente posible, razonable y moral. Y fue así que la jurisprudencia de la Suprema Corte nos garantizó conforme al artículo 16 constitucional que toda resolución de los actos administrativos sin “firma autógrafa” son inconstitucionales.
Por último y no menos importante, el acto administrativo se debe caracterizar por el fin que se propone alcanzar con su realización. Este elemento esta concatenado con la voluntad del titular del poder administrativo, pues crea, modifica, impone o extingue efectos jurídicos.
Sin perjuicio de que se reconozcan otros elementos que faltan por citar en esta columna que debe reunir el acto administrativo, estos y otros son los mínimos requisitos que debe reunir el acto establecido en la ley, buscando que el sujeto activo no se desvíe del poder que le ha conferido el sujeto pasivo.




CLOSE
CLOSE