La importancia de consumir frutas y verduras para prevenir enfermedades

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- Las frutas y verduras son componentes esenciales de una dieta saludable y su consumo diario contribuye a la prevención de enfermedades, afirmó Lourdes  Miranda Caro nutrióloga de la Unidad de Medicina Familiar No.  32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada.

Dijo,  que incluirlas en las comidas ayuda a incrementar la resistencia y evitar  adquirir enfermedades tales como infecciones, cardiopatías, accidentes cardiovasculares, cáncer, diabetes y obesidad, de las más comunes entre la población.

Éstas, favorecen a una adecuada digestión de nutrientes y aumentan el volumen intestinal, lo que ayuda a regular el apetito. La fibra contribuye al tránsito a través del aparato digestivo y reduce los niveles de colesterol en la sangre y las vitaminas y minerales de las frutas y verduras ayudan a mantener un adecuado estado de salud, tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

La especialistas, indicó que para llevar un plan alimenticio que incluya estos alimentos,  se deben seguir algunas recomendaciones;  entre ellas, ingerir verduras crudas durante las comida, preparar sopas aprovechando su gran variedad; mezclarlas en jugos  y que siempre estén presentes en guisados y platillos.

Para las porciones de frutas se sugiere agregarles cereal o yogurt, beberlas en agua endulzada  con poca azúcar, prepararlas en ensaladas para el desayuno o como postre; incluirlas como adorno de platillos o de ensaladas  y comer una fruta entre comidas para calmar el hambre en forma rápida y saludable.

“Consumir en exceso suponen un aumento de calorías que pueden transformarse en reserva lípida en el organismo, por ello, la importancia de incluirlas en una ración de calorías controladas y consumirlas como colación o merienda”, dijo.

Finalmente, refirió que el consumo de al menos cinco porciones de frutas y hortalizas al día,  contribuye con el desarrollo de una alimentación equilibrada y tiene un papel esencial en cualquier etapa de la vida.

“Estos alimentos son imprescindibles en la infancia, adolescencia y básicos en la edad adulta”, finalizó.