Llevan a niño de 3 años a casa hogar; tenía frío y era maltratado

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- Un niño de 3 años de edad, fue llevado a una casa hogar luego de que elementos de la Unidad Contra la Violencia Intrafamiliar (UCVI), atendieron una denuncia sobre que el pequeño era presuntamente maltratado.

A través del reporte de la unidad, se dio a conocer que por presunta omisión de cuidados, no contar con un domicilio en condiciones salubres, seguras y no haber alimentos en el mismo, presentaron ante el juez calificador al niño.

El coordinador de la Unidad Contra la Violencia Intrafamiliar, Juan Emanuel Marchan Guzmán informó que  a las 9:50 horas del jueves 3 de enero se recibió una llamada telefónica de la Barandilla de la Estación Norte en donde se alertaba que en una vivienda ubicada en la colonia Las Torres constantemente se reportaba presunta violencia familiar y maltrato infantil.

Detalló que los oficiales se trasladaron al lugar referido en donde se identificaron como Policías Municipales, le explicaron a la persona que mencionó ser responsable del cuidado de un menor el motivo de su presencia y tras dialogar con ésta les permitió el ingreso a la propiedad.

“En el sitio se observó acumulación de ropa sucia, artículos electrónicos desarmados, residuos al parecer de cobre quemado y a un pequeñito que a simple vista temblaba de frío; además de que no se encontraron alimentos para la adecuada nutrición del niño”, detalló.

Trasladaron al pequeño de tres años a la estación central para presentación ante el juez calificador quien determinó ponerlo a disposición de la Subprocuraduría para la Defensa de los Menores y la Familia.

“El niño fue llevado a una casa hogar para su protección y cuidado, además de que de los hechos se dio conocimiento mediante informe policial homologado a la Procuraduría General de Justicia del Estado”, afirmó.

Finalmente exhortó a la población en general a denunciar inmediatamente a las líneas 911 y/o 089 cualquier presunto caso de violencia familiar, principalmente cuando es contra población vulnerable e indefensa, pues -recalcó- el reporte oportuno permite atender y canalizar situaciones que pudieran representar un riesgo en la integridad de las personas.