Más de 280 viviendas dañadas en Camalú

Por Nelly Alfaro

994735_1689643477984112_9042820196610547550_nEnsenada.-  Luego de las lluvias que se presentaron en la entidad, la Dirección de Protección Civil Municipal, hizo una evaluación de daños en las diversas delegaciones, de las cuales Camalú resultó con mayores daños.

El titular de la dependencia, Arturo Granados González, informó que se contabilizaron 286 viviendas con daños menores, 37 con daños severos y siete más con pérdidas totales en colonias, como  Las Palmas, Casco Viejo, fraccionamientos Martínez y Benito Juárez, Tierra y Libertad, Cantarranas, Lázaro Cárdenas del Río II, Costa Mar, La Candelaria y Jaramillo.

Asimismo, refirió que hubo afectaciones en algunos planteles educativos; uno ubicado en el kilómetro 162 de la Carretera Transpeninsular, donde se dañaron las explanadas, banquetas, aulas, equipo de cómputo y material didáctico.

De igual manera, el vado que se encuentra en San Vicente Camalú y en el Rancho Ibarra, en donde hubo  socavación y debilitamiento.

Fueron más de 115 reportes de daños atendidos por la dependencia, principalmente relacionados con el desbordamiento del Arroyo Oaxaca, que afectó a varias familias que permanecerán en el refugio temporal habilitado hasta este domingo.

En el ejido Santa Rosa, se aplicó el Plan DNIII por parte del Ejército Mexicano  y al menos una veintena de familias fueron desalojadas ya que la crecida de un arroyo impidió la comunicación. Se les apoyó con víveres y fueron trasladados a los refugios habilitados.

Por otra parte, en la parte alta del poblado de Maneadero hubo daños menores, solo afectaciones en avenidas y calles y el tramo de la carretera Transpeninsular, el cual ya fue reparado, afirmó el delegado Juan Lua Magaña.

“Solo se recibieron reportes de daños en calles, dos bardas que se cayeron y una parcela inundada, pero, no hubo pérdidas que lamentar ni fue necesario reubicar a familias. Las colonias afectadas destacan Las Flores, El Paraíso, El Zorrillo y El Salitral”, dijo.

En contraste, los ejidatarios de la zona, comentaron que estas lluvias son benéficas para las cosechas y no hubo pérdidas.