Oscar

Por Adrián García

Ensenada.- Platicábamos, por allá a inicios del 2015, en mí ya finado negocio de Pizzas sobre la mala fortuna que nos acompañaba al no ser exitoso el proyecto de que el encabezara la formula de la Diputación Federal por el distrito 7 en Baja. En especial, me lamentaba de la “cargada” y de estas cosas que se dan en cualquier partido político, donde los que están encumbrados quieren (por lo regular) imponer a sus allegados, independiente de sus perfiles.

“En la vida hay peores cosas que perder internas en el PAN, Adrian” me dijo sonriente, Oscar.

Por razones personales, esa frase se me ha quedado muy grabada, es a la que vuelvo cuando las cosas no se me dan, no solo en política, sino en la vida profesional y personal. Quizá la internalice tarde, pero eso será motivo de otra discusión.

Y la vida, siendo como es, ahora ve a ese mismo Oscar Vega Marín como virtual candidato del PAN a la gobernatura de Baja California. Lo hace en un entorno muy complejo y difícil, donde si bien el estado en términos económicos esta dentro de los primeros planos nacionales, la gente se ve asediada por nuestro eterno problema de Seguridad Publica y por un Gob. Del Estado con una percepción muy negativa entre la gente. Es común escuchar dichos que hablan de que es un boleto al metafórico matadero ser candidato del PAN.

¿Y Oscar? Tranquilo, sonriente, confiado en si mismo de poder convencer a la gente que el es su propio hombre y tiene su propia visión, confiado en que puede convencer a la gente le permitirá ser escuchado, y a los que lo apoyamos de pedir también esa confianza.

De dejar de dividir al estado entre buenos y malos, entre victimas y opresores, dejar de buscar la respuesta en fanatismos de cualquier color, de encontrar la respuesta correcta a nuestros problemas. Pensar por fuera de la caja e ir hacia donde todos queremos estar, que es que el Gobierno no nos de problemas ni nos quite el tiempo como sostenía Carlos Castillo Peraza.

Estoy seguro que Oscar dará todo su esfuerzo y su capacidad para poder convencer al electorado de que el PAN sigue siendo opción, aunque la actual oferta les haya decepcionado, estoy seguro que la gente de Baja California lo sabrá escuchar y valorara la oferta que pondrá sobre la mesa.

Es increíblemente difícil a veces separar lo político de lo personal, de ver el panorama de una forma más general y existencial, y Oscar es de esas personas que lo puede hacer y lo transmite, de ahí mi amistad y admiración hacia él, aunque como toda amistad tenga sus altas y bajas.

Entramos pues a un proceso que se antoja difícil y titánico, pero como diría Kennedy “Hacemos las cosas no por que son fáciles, sino por que son difíciles” nos vemos pronto en las calles.