Preocupa autorización de nuevos fraccionamientos a sauzaleños

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- A más de ocho meses de haber presentado pruebas sobre la irregularidad de la autorización de fraccionamientos, vecinos de Colinas del Sauzal, exigen que se atienda la problemática.

Dieron a conocer, que a pesar de que se le solicitó a las autoridades municipales  información sólo hizo llegar a los vecinos el Acuerdo de autorización del Fraccionamiento, y es a través de un litigio que han tenido que costear la información relativa al proyecto, incluyendo dos licencias ambientales otorgadas al Indivi, factibilidades de Cespe y CFE, así como una licencia ambiental otorgada al desarrollo de “Gaia Residencial”.

“La preocupación de los vecinos persiste ya que, el que se hayan otorgado dichos permisos, no significa que se encuentren garantizados los servicios públicos para la zona, como se demostró ante el Juzgado Noveno de Distrito, ante el cual la Cespe rindió un informe donde manifiesta que el análisis del proyecto fue realizado en el año 2008, año en el cual la ciudad no presentaba ningún problema de abastecimiento de agua”, refirieron.

Así también, los vecinos han manifestado su preocupación con las autoridades, ya que la autorización del fraccionamiento Colinas del Sauzal excede la densidad máxima permitida por el Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Ensenada -PDUCP-, además que carece de estudios de impacto urbano y vial.

Actualmente los vecinos de Colinas del Sauzal, Colinas del Mar y demás colindantes al arroyo de 4 Milpas, cuentan con un sólo acceso de entrada y salida a sus fraccionamientos, desembocando todos en la carretera Transpeninsular.

Es necesario, insistieron, contar con un estudio de impacto vial para identificar las obras que garanticen una mejor movilidad, previo a construir alrededor de 2 mil casas, las cuales contempla dicha autorización de fraccionamiento.

A su vez, el grupo de vecinos proactivos reiteran no estar en contra del desarrollo ni estar en contra de las empresas Vehcsa o Gaia Residencial, sino que se encuentran preocupados por un crecimiento desordenado, que no les garanticen los servicios públicos y sin los estudios correspondientes.