Presentan al homicida del Padre Nachito y dan pormenores del caso

Por Nelly Alfaro

MARCOS CISNEROS MELO de 55 años de edadEnsenada.- La mañana del 22 de julio, fue encontrado el cuerpo sin vida del párroco Ignacio Cortes Álvarez; hoy la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), esclareció el homicidio.

Tras darse a conocer el móvil del crimen y el nombre del asesino, peritos esclarecieron cómo sucedieron los hechos  y dieron pormenores del caso, que conmocionó a la población.

La noche en que se suscitó el asesinato, el homicida Marcos Cisneros Melo, acudió a visitar al Padre Nachito, con el pretexto de venderle algunas imágenes religiosas, actividad a la que se dedicaba.

El asesino y el presbítero se conocían desde hace 15 años, por lo que según lo  relatado por  Cisneros Melo en su declaración ministerial, no hubo problema para entrar en el hogar.

Según él, habrían estado bebiendo y durante el transcurso de la plática se dio una diferencia entre ambos, y al calor de las copas el sujeto lo atacó propinándole varias puñaladas.

El homicida, relató que durante la convivencia surgió un problema y él determinó realizar su acción, puesto que se encontraba en estado de ebriedad y después de terminar con la vida del párroco, revisó la casa robando la camioneta vagonetta Sienna 2000, propiedad del padre, además del celular y algo de dinero; después se dirigió a la ciudad de Tijuana de donde es originario por la carretera libre.

Por otra parte, la intervención criminalística realizada consistió en la inspección de la casa y de los indicios encontrados y una minuciosa detección de huellas y la realización de análisis de otros aspectos.

Se encontraron manchas de líquido hemático en el baño y se estableció que fueron 32 heridas con arma punzocortante en diversas parte del cuerpo, como en la cara y tórax; también se identificaron huellas de defensa.

Otros indicios que se encontraron fueron manchas hemáticas y desorden en la recámara del padre, como si se estuviera buscando algo, además de un vaso de cristal con huellas del culpable.

De ahí, se pudo determinar quién era el asesino y dar con el paradero del delincuente, quien cabe destacar contaba con antecedentes penales en el Distrito Federal, por amenazas y lesiones.

Los  agentes investigadores se trasladaron ayer, 05 de agosto,  a la ciudad de Tijuana y desplegaron un operativo en la colonia Valle Verde.