Presentan consorcio para impulso de región vitivinícola

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- Creado para el impulso del sector vitivinícola y conformar plataformas de investigación científica, relacionadas con este, fue presentado el Consorcio para el Desarrollo del Sector y las Regiones Vitivinícolas (ConVid), el cual está coordinado por el Colegio de la Frontera Norte (Colef), Conacyt y Cicese.

La Gerente de ConVid, Norma Borrego Pérez, explicó que el consorcio funcionará fundamentalmente para cubrir una demanda y una necesidad de investigación de los  productores y regiones vitivinícolas y las instituciones que lo conforman.

Al presentarse hoy, quedó de manifiesto que sus actividades no solamente estarán concentradas en este producto, el vino, sino en plantear una visión alternativa de desarrollo que abarque su territorio y su gente.

“La visión es más amplia que solo la industria vitivinícola. Es una visión de desarrollo regional más integrada. Eso es lo que deseamos. Creemos que con base en la colaboración y conjunción de esfuerzos, este tipo de proyectos pueden contribuir a los grandes problemas regionales y nacionales del país”, sostuvo.

Asimismo, mencionó, que se tendrá capacidad en temas y  áreas como son, el desarrollo regional y económico, la  calidad e innovación y desarrollo tecnológico, además de la sustentabilidad y cambio climático.

“Las  instituciones que participan tienen perfiles muy altos de investigadores que están relacionados con los temas y que han trabajado con el sector de todo el país”, comentó.

El ConVid, agregó, tiene  como objetivo principal consolidar una plataforma de colaboración científica desde acciones interdisciplinarias para incentivar la innovación y la transferencia tecnológica en el sector vitivinícola de la región.

Explicó, que la red de investigación tendrá un componente de acción, con líneas estratégicas, además de impulsar y fortalecer esquemas de desarrollo sustentable para las regiones vitivinícolas, la promoción de los encadenamientos productivos y el establecimiento de buenas prácticas.

“Se  busca establecer la vinculación entre productores, ciudadanos y el sector académico para plantear una visión alternativa de desarrollo”, refirió.

La gerente del consorcio, refirió, que se busca fomentar la competitividad y productividad, obtener y expedir certificaciones de laboratorio, promoviendo la investigación sobre aspectos ambientales, como el cambio climático, uso de aguas tratadas, estudios  de suelo y modelos de producción sustentables, entre otros.

Finalmente, comentó que se ha trabajado en la aportación de soluciones a las zonas productivas y poder enfrentar los desafíos del sector, pensando al mediano y largo plazo.

El presupuesto aprobado para la primera de tres etapas (de 2018 a 2021) asciende a 30 millones de pesos, y actualmente tiene dos proyectos aprobados: uno para operación (actividades de investigación, de vinculación y desarrollo de proyectos) y el otro para construcción de instalaciones.

“Para estos proyectos tuvimos cartas de respaldo y reuniones con líderes de varios de los sectores vitivinícolas. Tenemos el respaldo formal de alrededor de 100 productores de todo México y contamos con la donación de un terreno de 4 hectáreas en el corazón del Valle de Guadalupe, en el rancho El Mogor, de la señora Natalia Badán. Y ya todo está formalizado”, señaló.

En la presentación del consorcio participaron también el Dr. Guillermo Arámbula, recién nombrado director Regional Noroeste del CONACYT, quien reiteró el apoyo institucional para contribuir con el desarrollo del proyecto, y el maestro Alejandro Callejas, oficial del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien posteriormente impartió el taller “Liderazgo para el desarrollo sustentable” a un grupo de jóvenes estudiantes de El Colegio de Bachilleres del Valle de Guadalupe y organizaciones de la sociedad civil, para afinar sus capacidades y experiencia orientada a la actividad vinícola en esa región.