Propone Canacintra que particulares produzcan agua

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- Que particulares puedan “producir” agua potable como una manera de resolver el desabasto que hay en el municipio y además controlar los costos del vital líquido, propuso el dirigente de Canacintra en Ensenada, Jorge Eduardo Cortés Ríos.

Indicó, que para ello los gobiernos federal y estatal deben de brindar las facilidades para cualquier empresa o particular pueda hacerlo  y abrir la oferta de agua a particulares sin generar monopolios como la APP que ya opera en Rosarito.

Lo mismo se debe hacer con tratamiento secundario y terciario de las aguas residuales para reúso agrícola e industrial que actualmente se tiran al mar con todas las pérdidas económicas que eso implica.

Cortés Ríos, destacó, que a nivel nacional, industrias estratégicas como la del petróleo, gas, gasolina, otros energéticos, así como la generación de electricidad, ya fueron abiertas a la inversión, producción y comercialización por parte de la iniciativa privada, por lo que no hay razón de mantener monopolios en la industria del agua.

De acuerdo con la Cespe, añadió, ya se tiene un costo de 12.62 pesos por metro cúbico de agua que está dispuesto pagar el organismo, en el que se incluyen costos de: energía, mantenimiento, conservación y amortización.

“Si en un tiempo razonable no hay una oferta de agua desde la iniciativa privada, entonces con las mismas condiciones se debe hacer una propuesta con inversión con recursos fiscales”, dijo.

El dirigente de Canacintra señaló que de ninguna manera esta propuesta rompe con el control del agua por parte del gobierno, ya que de acuerdo con el Artículo 27 de la Constitución: “La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada.”

Finalmente, comentó que “abrir la producción” de agua para la agricultura y para consumo humano ya se da en todo el país; un ejemplo son los agricultores de San Quintín donde hay decenas de plantas desaladoras cuya producción se utiliza para el cultivo de la fresa y berries.