Revisión de mercancías NO es opcional en las importaciones

Por Eric J. Reyes 

Especialista en Comercio Exterior en G-Global

Ensenada.- En las importaciones efectuadas a nuestro país por las aduanas fronterizas existe un rubro de suma importancia para el buen desempeño del despacho aduanero, estamos hablando de la “revisión previa” que normalmente se hace en las bodegas colindantes a la aduana americana.

Esta revisión es efectuada por el importador y/o personal del Agente Aduanal, acción que consiste en la verificación física de la mercancía que se pretende exportar de los Estados Unidos de Norteamérica hacia nuestro país, ya sea en una importación temporal efectuada por la Industria maquiladora o en importaciones definitivas.

Consiste básicamente en hacer “match” entre lo asentado en la factura con relación a lo físicamente cargado en el vehículo que transportará estos, los puntos medulares son:

  • Descripción de la mercancía
  • Unidades de medida
  • Cantidades
  • Fracciones arancelarias
  • Números de identificación individual
    • Marcas
    • Modelos
    • Series

Esta, es una práctica que muchos Agentes Aduanales e Importadores realizan pero en estas fechas existen todavía operaciones en las cuales NO se realiza este punto tan importante.

En mi opinión,  esta práctica no debe ser permitida por los encargados de departamentos de importaciones, ya que ponen en riesgo las buenas prácticas aduanales, y sobre todo caer en supuestos de cancelación de programas, permisos y padrones, tales como; Cancelación del Padrón de Importadores, Cancelación de Certificación IVA-IEPS, Cancelación del Programa IMMEX,  sobre todo ser acreedor a créditos fiscales y el riesgo de perder su mercancías del comercio exterior.

Para que las operaciones aduanales salgan de la mejor manera todo debe de “cuadrar”, es decir, que la mercancía física corresponda 100% a lo que el Agente Aduanal declara en el pedimento de importación, y a su vez estos anteriores deben de estar de acuerdo con lo que la autoridad aduanera detecte dentro del reconocimiento aduanero.

Sí bien es cierto esta revisión tiene un costo económico y de tiempo, en promedio puede tardar entre los 30 min a 2 horas, dependiendo del tipo de mercancía y cantidad de las mismas, pero al hacerla correctamente se reduce en un 99.9 % la posibilidad de tener inconvenientes aduanales, por lo cual les recomiendo a los importadores optar por que todas sus operaciones sean revisadas, en caso de que no quieran hacer la revisión, solicitar a las autoridades la autorización  de la “Revisión en Origen” y con ella ya podrán optar por no someter a sus mercancías a estas revisiones, y adquirirá facilidades al momento del despacho.