Sector primario en peligro por reforma hacendaria

Por Nelly Alfaro

02-SEP-2012 GRANJA MOSQUEDA (11)Ensenada.- La eliminación del régimen simplificado para el sector pesquero y acuícola del país, será un inhibidor para el crecimiento y un promotor de la informalidad, indicó Juan Morán Sánchez.

El presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Pesquera y Acuícola delegación Baja California (Canainpesca BC) se reunió con legisladores federales de todas las fracciones políticas en ciudad de México, para tratar las afectaciones al sector que representa de aprobarse la reforma fiscal como está planteada.

“En la cadena productiva de la pesca y la acuacultura, alguna empresas tributan en el régimen general, en dónde las aportaciones que anualmente se hacen, restan competitividad” dijo.

Las aportaciones fiscales de consolidarse la reforma como se tiene estipulada, sentenció, incrementarán de un 300% hasta un 900% para pescadores y productores en todo el país, esto cerrará empresas, acabará con empleos formales y promoverá la pesca furtiva en todo México.

El líder de la pesca y la acuacultura en Baja California informó que en el Congreso de la
Unión se reunió con el presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de diputados el congresista Alonso Inzunza Montoya con quien se acordó establecer mesas de trabajo que permitan el análisis a fondo de las consecuencias derivadas de la propuesta legislativa.

Agregó que en las reuniones participaron también, los diputados por Baja California David Pérez Tejada Padilla y Ricardo Medina Fierro quienes serán los enlaces con el sector productivo de Baja California con la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

Morán Sánchez recordó que la pesca y la acuacultura representaron para el Estado en 2012, más de 650 millones de dólares en divisas y con ello empleos y empresas, sin embargo, resaltó que con la propuesta presentada por el ejecutivo federal, lejos de que la actividad crezca, disminuirá.

Por último, resaltó que de acuerdo a diversos estudios, en el país la pesca furtiva representa por lo menos el 50% de la actividad pesquera y bajo las condiciones fiscales que prevé el gobierno federal, el porcentaje de informalidad incrementará.