Solicitan a candidata haya becas educativas

Por Colaboración

THELMA CMICEnsenada.- El cabal cumplimiento de los programas de becas de los tres órdenes de gobierno a fin de que niños y jóvenes reciban la educación a que tienen derecho, fue el principal motivo de queja de vecinos de la Colonia Revolución que dialogaron con la candidata de la coalición Unidos por Baja California a diputada por el Distrito XIV, Thelma Castañeda Custodio.

La candidata recogió las inquietudes y quejas de madres de familia que no han recibido las becas para sus hijos.

El padre de un estudiante de nivel superior, que junto con su grupo recibió la promesa del actual alcalde cuando se encontraba en campaña,  de que serían apoyados en sus gastos de tipo educativo para mejorar su preparación, se quejó de que cuando tuvo que solicitar el apoyo para asistir a un congreso, le dijeron que era imposible otorgarle el apoyo.

Otro residente aludió a que los medios no debieran desalentar la educación superior, porque escuchó a un locutor que manifestaba que no valía la pena estudiar una carrera, porque al egresar no hay trabajos para los nuevos profesionales.

La candidata ofreció gestionar en cada uno de los casos, y hacerles llegar la información respectiva, a fin de utilizar los canales adecuados para acceder a los fondos para becas.

En su función legislativa, garantizará a través de Ley de Educación del Estado, que todos los estudiantes que lo requieran, reciban las becas y la educación que los preparen para la vida.

Señaló que la educación y el desarrollo humano son ejes importantes de su propuesta legislativa, que enriquece con la participación ciudadana a través de los diálogos con los residentes de todos los sectores y colonias del Distrito XIV.

En gran parte del recorrido fue acompañada por el candidato a presidente municipal suplente de la coalición Unidos por Baja California, Guillermo Vizcarra González, quien tomó nota de todas las quejas de los residentes de la colonia relativas a los servicios públicos a los baches y a la pésima ejecución del llamado puente en el arroyo en la calle Bronce, que es más bien un vado inútil y peligroso cuando se acumula el agua.