Un alto a cotos de poder y privilegios: Coparmex

Por Karla Padilla Lluhen

DSC04291Ensenada.- Un llamado a dejar atrás los cotos de poder político y privilegios de unos cuantos para dar paso a una reforma educativa encaminada a fomentar la profesionalización y evaluación magisterial, el bienestar de los educandos y la solidificación del futuro en nuestro país, realizó Armando León Ptacnik, presidente de la Federación Coparmex en Baja California.

Consideró que las movilizaciones magisteriales ocurridas en la ciudad de México van más allá de simples incidentes de tránsito, son estrategias diseñadas y ejecutadas con cuidado para evitar se concreten los cambios de los que dependen en buena medida, el futuro del país.

Hizo un llamado a que se tenga una voz fuerte este fin de semana, y los días por venir, para frenar estos actos vandálicos, que lo único que buscan es cerrar la ventana de oportunidad histórica que se ha abierto y de tener una educación de calidad en nuestro país.

“No es posible que los intereses de unos cuantos quiera mermar una trascendental reforma educativa, que entre sus objetivos está el profesionalizar y capacitar a los docentes, sólo por mantener cotos de poder y condiciones de trabajo irracionales.

“Quien se sienta seguro de ser un buen profesor, no debe tener temor a ser evaluado y más cuando el objetivo es ser capacitado”.

Recordó que diferentes mediciones internacionales ubican a México entre los últimos lugares en educación  y entre las principales causas está la falta de empeño de muchos docentes por brindar una mejor cátedra.

El bienestar del país debe privilegiarse sobre los particulares de algunos grupos radicales, por ello, consideró injustificable se permita medidas como la toma del Zócalo, el estrangulamiento del aeropuerto internacional, plantones en embajadas, la expulsión del Congreso de su recinto, la presión de cambiar el sitio del informe presidencial, bloqueos selectivos de avenidas, y otros hechos similares, que no son aislados.

Hizo un llamado a preservar un Estado de derecho, así como la aplicación de medidas que son de beneficio para la nación, como lo es la reforma energética.

Por lo anterior, con voz inusualmente enérgica, dijo que Coparmex exige cuatro aspectos básicos.

 

1.- Vigencia del Estado de Derecho. El Estado debe hacer que la ley se cumpla. Es importante evitar el secuestro de las instalaciones públicas, con la aplicación de sanciones a agitadores que generen destrozos, el despido de maestros que no asistan a su trabajo, la eliminación de grupos que abrogan funciones de policías, que se arman, vinculen con los criminales y toman el control de pueblos.

2.-Educación pública de calidad en todo el país. Los maestros deben ser seleccionados profesionalmente y evaluados de manera periódica. Por ello es prioridad la aplicación de la Ley de Servicio Profesional Docente, que no debe dejarse de lado, al ser una premisa de la reforma educativa.

3.- Reforma energética de fondo. No a la privatización de Pemex, pero sí a la inversión privada. No es posible, dijo, que la veneración enfermiza a dogmas que se edificaron en un mundo que ya no existe, se convierta con el paso de los años,  al petróleo en el recuerdo añejo de un tesoro que el país no supo explotar en su momento histórico de mayor valor. El petróleo no será en 15 años lo importante que es hoy.

4.- Democracia fiscal  y simplificación. Todos tenemos la obligación de pagar impuestos y que la carga no se acumule siempre a los mismos. México no puede seguir siendo el reino de la informalidad económica y la simulación.  Tampoco puede ser el país donde cumplir sea una proeza técnica.