Una nueva oportunidad de vida

Por Nelly Alfaro

TUMOR DE CORAZÓNEnsenada.- María Lourdes Ríos Beltrán, es una mujer joven, ama de casa y madre de dos hijas y hace unos meses sintió morir al conocer el diagnóstico que le dio el médico; le habían encontrado un tumor maligno en el corazón.

Todo inició cuando  le daba taquicardia por cualquier motivo; no podía ir al cine, ni bailar, sentía que el corazón se aceleraba mucho en cada momento.

“Mi corazón se agitaba si realizaba algún esfuerzo, me hacía falta el aire, en ocasiones me desmayaba y siempre tenía mucha ansiedad y miedo de que me fuera a morir”, señaló.

Le realizaron un electrocardiograma, que marcaba una anormalidad en la función cardíaca, los médicos decidieron enviarla con el especialista en cardiología, José Sabino Rubio López, cardiólogo intervencionista del Hospital General número 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Después de varios estudios en el Hospital Regional de Especialidades (HRE) número 1 de Tijuana, le hacen saber la importancia de una cirugía de corazón, ya que le localizaron un tumor llamado “mixoma audicular”.

El médico le explicó que es un un tipo de protuberancia muy rara que se da uno entre un millón de personas y las posibilidades de vida no soy muy altas, sin embargo, es importante correr el riesgo.

María de Lourdes asumió que una operación era la única alternativa de llevar una vida normal y decidió someterse a la cirugía.

Relató que la decisión no fue fácil, que sintió mucho temor y sobre todo dudó que continuaría con vida después de la operación; no obstante, confió en la capacidad de los médicos del IMSS y en sus indicaciones; siguió paso a paso cada una de las explicaciones que le hicieron y se sometió al procedimiento de cirugía a corazón abierto.

A una semana de la intervención, María de Lourdes comenzó a caminar y comer normalmente y con el tratamiento médico adecuado y  lleva después de tres años de la operación una vida normal.

Hoy, la señora Ríos Beltrán y su familia, dan gracias a Dios y a los médicos del IMSS por su profesionalismo, por sus cuidados y su oportuna intervención, ya que gracias a ello hoy se encuentra totalmente sana, de lo contrario, podría estar muerta, de ahí que acude puntualmente a su revisión médica.