Vive a plenitud la pequeña Mariana

Por Nelly Alfaro

Mariana 2Ensenada.- A dos años de haber sido sometida a una operación para ponerles una marcapasos al momento de nacer, la pequeña Mariana Ramos Cárdenas vive y se desenvuelve  como cualquier niño de su edad.

Pocos saben el riesgo que corrió su vida cuando nació y  lo que se hizo en su momento médica y tecnológicamente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En el 2010, especialistas del Hospital General Número 8 del IMSS, que brindaban atención pre natal a Perla Cárdenas Mendoza, madre de Mariana, detectaron un problema cardiáco congénito, justo en etapa de gestación del producto, lo que derivado de múltiples estudios condujo a la necesidad de colocar un marcapasos a la niña en cuanto ésta naciera.

La joven madre, a dos años de distancia, reconoce la invaluable labor de todo el equipo multidisciplinario del Seguro Social que hizo posible una perfecta sincronización que culminó con el implante del marcapasos.

En la semana 27 de gestación, los galenos, detectaron que el corazón de la niña funcionaba  al 50% de lo normal, caso poco común, por lo que fue analizado por especialistas gineco-obstetras, cardiólogos pediatras y de anestesiología vascular del Hospital General Regional No. 1 de Tijuana.

Se tomó la decisión de anticipar la hospitalización y preparar la colocación del marcapasos; fue una prolongada y delicada cirugía que se realizó el 14 de enero del 2011.

El alumbramiento se realizó a las 37 semanas de gestación a través de operación cesárea y para ello se dispuso de quirófano y equipo para realizar el implante del marcapasos vida útil es de entre siete y diez años y tiene un tamaño similar a una moneda de diez pesos.

A la distancia y superados sus temores, la joven madre relata  que en un día común la niña va a la guardería, conviviendo con otros pequeños, sin embargo, tiene cuidados sencillos como evitar golpes y mantenerla alejada de artefactos magnéticos que puedan afectar a su marcapasos.

Especialistas del IMSS dan seguimiento al desarrollo de Mariana citándola a revisión cada seis meses en el Hospital General Regional #1 en Tijuana y reportan que a la fecha su evolución es completamente favorable.

“Hasta el momento no es necesario el reemplazo del marcapasos, aunque se estima que en un plazo aproximado de cinco años se requerirá un cambio de batería”, comentaron.

 

Fuente: Comunicación Social IMSS Ensenada