Aseguran a sujetos por posesión ilegal de “almeja pismo”

Por Redacción

Ensenada.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Policía Federal Ministerial (PFM), en una acción coordinada, pusieron a disposición del Ministerio Público Federal (MPF) a 6 personas por la posesión y el tráfico, con fines comerciales, de 793 ejemplares de almeja pismo (Tivelastultorum),  en Ensenada.

La colaboración se inició cuando elementos de la PFM, al realizar una revisión a un vehículo tipo Van de color blanco modelo 1996 con placas de Baja California Sur, que circulaba en la zona centro de Ensenada, descubrieron en su interior 6 costales de nylon que contenían organismos de distintos tamaños de almeja, así como envases de plástico en cuyo interior se observaba lo que al parecer era carne de almeja.

Una vez detectado el producto del mar, la PFM solicitó el apoyo técnico e intervención de la PROFEPA, a fin de que sus inspectores corroboraran las especies encontradas y requirieran a los inspeccionados  la documentación específica para acreditar la legal procedencia de los especímenes y la carne.

Personal de PROFEPA realizó el peritaje correspondiente e identificó que se trataba de almeja de la especie Tivelastultorum, la cual se encuentra enlistada bajo la categoría de “Sujeta a Protección Especial” (Pr) en la NOM-059-SEMARNAT-2010. Al requerir a los inspeccionados la documentación que acreditara su legal procedencia, éstos manifestaron no contar con ella.

Junto con el producto del mar (293 almejas pismo enteras y 500 sin concha)  se encontró equipo de buceo consistente en 6 trajes de neopreno, 6 pares de aletas y 6 visores, los cuales se presume fueron utilizados para la extracción del recurso marino detectado.

Derivado de lo anterior y en forma coordinada, aseguraron el producto, el vehículo,  así como el equipo de buceo, mientras que  los 6 sujetos fueron puestos a disposición del MPF de la Procuraduría General de la República (PGR) con sede en Ensenada, por la posible comisión del delito de posesión y tráfico con fines comerciales de ejemplares y partes de vida silvestre en peligro de extinción.

Una vez realizado el dictamen, el Ministerio Público Federal solicitó y puso a disposición de PROFEPA  los organismos vivos, a fin de que fueran reintegrados a su medio natural y así incentivar la viabilidad poblacional de esta especie, lo cual fue realizado en forma inmediata frente a las costas de Ensenada.