Aseguran ejidatarios del Valle de Guadalupe privilegios a empresarios vitivinicultores

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- Ejidatarios de Valle de Guadalupe denunciaron que  autoridades de gobierno municipal y estatal, favorecen a vitivinicultores en la  elaboración del Programa Sectorial de Desarrollo Urbano Turístico de los Valles Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada (Región del Vino).

La  carencia de sistemas de agua, drenaje y planta de tratamiento, inseguridad, así como un creciente desorden del comercio ambulante, son algunos de los problemas que enfrentan ante el desinterés de las autoridades.

El presidente de la Unión de Ejidos de la Zona Norte de Ensenada, Rafael Romo Pereida, denunció irregularidades en la región, en especial generadas por la imposición de criterios de privilegio en beneficio a los grandes empresarios vinícolas.

“La carencia de un sistema de drenaje y tratamiento de aguas negras genera que los desechos de  grandes compañías como la vinícola El Cielo,  impacten al restos de los residentes, sin que intervengan autoridades en materia de ecología para emitir las sanciones correspondientes”, sostuvo.

Respecto al proyecto para llevar aguas tratadas de Tijuana al Valle de Guadalupe indicaron que a ellos no se les consultó; a su consideración solo se generará un grave problema de contaminación hacia los pozos, debido a que dicha agua requerirá de un tratamiento terciario.

Asimismo, el problema de  comercio ambulante no regulado por la autoridad municipal y la inseguridad, ha convertido al Valle de Guadalupe, en un área donde prevalecen los privilegios.

Señalaron que se trabajará en la elaboración de un nuevo reglamento para la modernización del programa sectorial y que esté representado por ellos mismos, ya que actualmente el 80% lo constituyen empresarios vitivinicultores.

Expresaron su inconformidad ante el Programa Sectorial de Desarrollo Urbano Turístico de los Valle Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada (Región del Vino), al no haber sido consultados de manera adecuada para su elaboración.

“El documento mantiene los aspectos que generaron su inconformidad en la administración de Enrique Pelayo Torres, al haber sido ignorado por completo para su elaboración, y favorecer a los grandes empresarios de la industria del vino”, recalcaron.

La zona, aseguraron, genera muchos tipo de producciones, sin embargo, la producción de uva para la elaboración de vino de mesa, absorbe mucha agua que el valle en la actualidad ya comienza a carecer de las cantidades que dicha industria demanda.

Hicieron un exhorto a las autoridades de los tres niveles de gobierno para una real regulación de la zona, conforme las necesidades de todos los sectores y no solo aquellos que cuentan con grandes capitales de recursos económicos, y la atención y solución de la problemática enfrentada.