Burócratas del municipio en paro laboral indefinido

Por Nelly Alfaro

Ensenada.- Trabajadores sindicalizados del ayuntamiento de Ensenada, sostuvieron un paro laboral que se prolongará hasta que sean resueltas sus peticiones, informó el dirigente local Jacinto Alcalá de la Cruz.

Señaló, que el paro es por el incumplimiento de pago de retenciones De Issstecali por parte de los trabajadores, que asciende a más de 300 millones de pesos, lo que ha derivado en la falta de atención a los trabajadores, así como la falta de medicamento.

El secretario del sindicato, refirió que además se adeudan más de 20 millones de pesos por concepto de pagos de cajas de ahorro, cuotas sindicales y otros conceptos.

Por ello, permanecerán en las instalaciones del palacio municipal hasta que sean atendidas sus peticiones, ya que al momento el alcalde de Ensenada, Marco Novelo y demás funcionarios no les han dado una respuesta sobre cuándo estará el pago.

Ayuntamiento se lava las manos

A través de un comunicado se informó por parte del gobierno municipal, que debido a retrasos en la entrega de las aportaciones tanto federales como estatales, el Gobierno de Ensenada no ha podido finiquitar al personal de base el bono de Buena Disposición –día de las madres- y el de Abril, por un monto aproximado de 8.5 millones de pesos.

Sin embargo, el  XXII  Ayuntamiento analiza diversas acciones y estrategias que le permitan solventar dichos bonos a los de 1 mil 143 empleados sindicalizados lo más pronto posible, cita el comunicado.

“Como es de conocimiento de la opinión pública, las finanzas municipales son  delicadas y  aunque esta administración ha realizado una serie de ajustes financieros que han dado la posibilidad de continuar operando, no se ha contado con la liquidez suficiente para saldar esa prestación, haciendo énfasis en que la nómina se ha cubierto en tiempo y forma”, refiere.

Finalmente, agrega, que el Gobierno de Ensenada reitera que su respeto al derecho que tiene el personal de base de manifestarse, sin embargo, desaprueba acciones que afecten a terceras personas como lo es impedir la prestación de los servicios a la comunidad, manifestando  la disposición  para  privilegiar el diálogo.