Cambios al reglamento de transporte público afectará a maquiladoras

Por Redacción

Ensenada.-La presentación de un punto de acuerdo para reformar y adicionar artículos al Reglamento del Transporte Público de Ensenada podría perjudicar alrededor de 20 mil trabajadores, 25 empresas maquiladoras y media docena de empresas de transporte de personal, advirtió la Cámara Nacional de la industria de Transformación de Ensenada (Canacintra).

En apoyo a un grupo de empresarios afiliados que prestan servicios mediante contrato a maquiladoras, el presidente de Canacintra Alejandro Jara Soria, dijo que ese organismo se opone a los cambios que serán discutidos el próximo lunes en el cabildo porque sus efectos serían lesivos para las empresas y sus empleados.

Los empresarios Ricardo Gómez Rubalcaba, Lourdes Jiménez, David Domínguez Delgadillo, Ezequiel Aguilar, Jorge Jiménez y David Apodaca, informaron que a propuesta de los concesionarios del transporte urbano Rojo y Blanco, Amarillo y Blanco y El Vigía, hecha en abril pasado, por intermediación del regidor Rodolfo Mellado, se pretende modificar el reglamento en su beneficio y en perjuicio de las empresas.

Entre los cambios que serían discutidos el próximo lunes a las 9:00 horas por las comisiones de Transporte y Legislación, se busca restringir la operación de las unidades de las empresas ya que pretenden impedirle operaciones de ascenso y descenso en las “paradas” marcadas con líneas blancas, para que los concesionarios acaparen esos espacios, no obstante que se trata de vía pública.

También se pretende restringir el horario entre las 11:00 de la noche y las 5:00 de la mañana, “para que brinde un servicio solo cuando el transporte público no lo haga”, situación violatoria a su derecho de libre empresa.

Los trabajadores de las maquiladoras son usuarios que suben a una hora determinada para ir de un punto a sus centros de trabajo y retornan una vez terminada su jornada a los mismos puntos sin tener que pagar boleto ya que lo hacen sus empleadores mediante un contrato privado con las empresas, explicaron.

El transporte de personal tiene su propia dinámica, sus unidades no tienen rutas fijas, tienen recorridos de vialidades que se modifican de acuerdo a la demanda de sus clientes.

Tampoco suben y bajan pasajeros, en todo caso suben a sus usuarios en el horario en que se dirigen al trabajo y los bajan cuando regresan con intervalos de una jornada entera de trabajo.

Además, indicaron, el servicio solo se da a trabajadores que se identifican previamente con los gafetes que les dan en sus centros de trabajo, por lo que no hay la más mínima competencia con el transporte concesionado.

Los empresarios del transporte de personal manifestaron que están de acuerdo con que se modifique el Reglamento de Transporte del Municipio de Ensenada, pero para que se clarifique y no haya confusión entre un servicio y otro.

Aclararon que durante los últimos 20 años han venido trabajando con el actual reglamento sin problema alguno, pero si van a cambiarlo, que se haga dejando claro que el servicio privado no requiere concesión ya que este no es obligación del Gobierno Municipal, no obstante, se han estado sujetando a la autoridad y pagando derechos.

Alejandro Jara Soria, presidente de la Canacintra, señaló que vigilará que no se perjudique a los afiliados de la cámara, a la industria maquiladora, ni a los trabajadores, y que cualquier cambio en el reglamento sea para mejorar el desarrollo de la ciudad y no restringir actividades privadas.

Dijo que el tema es muy delicado porque el transporte es una prestación que con unidades o recursos propios las maquiladoras y otras empresas pagan a prestadoras de servicio en beneficio de sus trabajadores y que, de modificar las reglas, podrían afectar la operación de los centros de trabajo y el bolsillo de sus empleados por lo que se debe tener mucho cuidado.