Cómo disfrutar el vino: criterios para una mejor elección

Por Colaboración

Ensenada.- Con el objetivo de generar una mayor sensibilidad y comprensión sobre los atributos que caracterizan a un vino, y como aprovecharlos para mejorar la experiencia sensorial y degustativa, el Centro deEstudios Vitivinícolas de Baja California de CETYS Universidad (CEVIT) brindó el curso “Cómo disfrutar el vino: criterios para una mejor elección”, a cargo de la chef y sommelier Michelle Soo, avalada por L’Université du Vin, especializada en Vinos DOCa Rioja y WSET en Vinos nivel 3.

De acuerdo con Michelle Soo, es importante saber y conocer el vino que se desea tomar porque ayuda a dar el valor que se merece cada una de las botellas y porque, al final, es el consumidor el que disfruta de todo el trabajo que conlleva realizar una botella de vino, además de que también permitirá identificar tipos de vinos, bodegas, regiones y países.

El mexicano en promedio toma alrededor de un litro de vino al año, mientras que en Portugal el consumo es de 62 litros, esto de acuerdo con la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). Es importante destacar que para los próximos 10 años el crecimiento de consumo será exponencial, ya que en los últimos siete se ha incrementado el consumo considerablemente.

Para Michelle Soo el vino es testigo de los avances científicos, del paso del tiempo, de hechos históricos, del nacimiento y caída de las grandes civilizaciones humanas. “Es vida encerrada en una botella y es salud para el cuerpo y el alma. Nosotros tenemos la oportunidad de conocer, aprender, restaurarnos y disfrutar de esta bebida”, destacó.

Existen diferentes tipos de vino:

·         Los más comunes son los vinos tintos, los favoritos para muchos, que pueden ser desde muy frutales y expresivos de su varietal hasta vinos muy complejos y estructurados, llenos de taninos y cuerpo.

·         Los vinos blancos, que a menudo suelen ser erróneamente identificados como de una calidad “menor” a la de un tinto, pueden ser tan o incluso más complejos que ciertos vinos tintos, dependerá de la influencia, del varietal, el estilo, el terruño y otros factores.

·         Los vinos rosados son otro tipo muy común, generalmente recomendado para aquellos aficionados que tienen sus primeros acercamientos con el vino, es el rosa del enamoramiento.

·         Finalmente, los vinos espumosos, que son los predilectos para festejar ocasiones especiales, sobre todo cuando se trata de un Champagne.

¿Qué caracteriza a un buen vino?

Michelle Soo enfatiza que un buen vino debe tener las características que le encantan y le llenen a quien lo consume. “Puede que se lea algo trillada la frase, pero el buen vino es aquel que uno prefiera por encima de los otros”, enfatizó.

Señaló también que un vino de calidad superior cuenta con ciertas características, como un cuidado especial desde la viña, pasando por una correcta selección de granos, monitoreo en el resto del proceso de vinificación y si se trata de un vino destinado para crianza, un añejamiento en barricas de primer uso con roble de primera calidad, por nombrar algunos.

En degustación, el vino debe ser equilibrado en sus componentes: dulzor, acidez, tanino, alcohol y cuerpo; debe además ser expresivo en vista y nariz, congruente con la región y terruño que refleja, con un final agradable en boca. “Te debe invitar a seguir probando más”, sintetizó.

Factores que influyen para la elección de un vino

Depende del día, la hora y la ocasión, el vino puede significar y representar muchas cosas; Michelle Soo recomienda que se debe tener claro el objetivo para decidirse por un vino en especial. “Ya sea para probar algo nuevo, para celebrar, para hacer algún regalo especial, para compartir con familia, amigos o un ser amado, o simplemente para acompañar con la comida”.

Una vez que se tenga claro el objetivo, señaló la experta, se deben considerar los gustos, si hay algún país o región de preferencia, una denominación de origen específica o quizás un enólogo al que se pretenda seguirle los pasos. El factor del precio es importante para la elección, pero no determinante. “Consideremos la compra de una botella (o caja) de vino como una inversión”, concluyó.

Este curso forma parte del Programa de Educación Continua que el CEVIT ha estado ofertando, por ahora en modalidad E-Room por motivos de la contingencia sanitaria, contando con la participación de personas de Mexicali, Tijuana, Ensenada, Culiacán, Hermosillo y CDMX.

La agenda de los próximos cursos especializados y para el público en general del CEVIT se estará compartiendo a través de sus redes sociales, o bien, se puede solicitar informes al correo educon.cevit@cetys.mx