Despiden familiares y amigos al Padre Nachito

Por Nelly Alfaro

DSC08872Ensenada.- En punto de las 10:00 horas dio inició la misa con las exequias del Padre Nachito, quien fuera asesinado el pasado lunes en la parroquia María Auxiliadora en la delegación de El Sauzal.

La Catedral se encontraba a su máxima capacidad, para darle el último adiós al presbítero diocesano quien a lo largo de sus 25 años de vida sacerdotal logró que miles de personas siguieran sus consejos, fueran apoyados y hasta lo hicieran parte de sus familias.

Fue el Obispo de Tijuana Rafael Romo Muñoz quien ofició la misa exequial y visiblemente dolido pidió a los feligreses que tuvieran consuelo tras el hecho tan lamentable que dañó a la iglesia católica de la localidad.

Todos los sacerdotes de las diferentes parroquias estuvieron presentes y acompañaron al Padre Nachito para darle el último adiós.

Enfático, llamó a los católicos a que vivan en la fe y que hechos como estos son un llamado a seguir unidos en la encomienda de seguir los caminos de Cristo.

“Somos varios hermanos sacerdotes que habiendo compartido tanto tiempo la vida pastoral, nos sentimos unidos y estamos presentes compartiendo; hace casi tres meses acompañaba al padre Nachito para celebrar sus 25 años de sacerdocio, nosotros formamos el cuerpo místico de Cristo y eso nos hace vivir el sentido de nuestra fe”, expresó.

El obispo dijo que es a los sacerdotes a quienes les corresponde la responsabilidad de hacer presente a Cristo, por lo que la vivencia de la fe debe de ser más profunda.

“No podemos de ningún modo ignorar la iglesia; a veces nos quedamos solos en la defensa de la iglesia, no puede estar decapitada. Que este momento difícil de la despedida de un hermano, sea semilla de crecimiento y de vocaciones”, dijo.

Así, alrededor de las 11:00 horas salió de Catedral el cortejo fúnebre hacia el panteón Jardín Modelo, en donde cientos de personas llegaron con anticipación para recibir los restos del padre Ignacio.

Fue escoltado por docenas de carros, los Dorados de Tijuana y Ensenada y grupos juveniles, así como, amigos y familiares del Padre Nachito que exigieron justicia para esclarecer su muerte.

Su hermano Carmelo Cortes Álvarez, manifestó que la salud de la madre del Padre Nachito se vio un poco afectada tras el acontecimiento; fue acompañada en todo momento por familiares y amigos.

Integrantes de los Dorados de Ensenada, agradecieron el apoyo que recibieron por parte del Padre Nachito en todo momento y recalcaron que continuaran con los trabajos que realizaba.

“Estamos muy agradecidos con él y muy dolidos, lo perdimos, pero él era quien le daba la fuerza a Dorados”, expresaron.
Finalmente, los presentes entonaron canciones y gritaron vivas para quien en vida les dio soporte y apoyo en cada una de sus vivencias, así, despidieron al Padre Nachito.
“Hermanos no queremos que ignoren lo que pasa con los difuntos para que no vivan tristes, como los que no tienen esperanza porque si creemos que Jesús murió y resucitó, de igual manera los que murieron, Dios los llevara con él, consuélense uno a otros con estas palabras”.
Carta de San Pablo