Dos mundos, dos escenarios

Por Adrián García

Ensenada.- En la provincia China de Wuhan, a mediados de noviembre del año pasado se dio el primer caso de Corona Virus. Más de 3 meses después, este virus ya se encontraba en más de 150 países y territorios, con poco más de 450 mil afectados, y más de 17 mil muertos.

En México, el primer caso confirmado por las autoridades se dio el 28 de febrero, y al cierre de esta columna estamos a punto de llegar a los 400 infectados

¿Que nos depara el futuro? cual es el mejor y peor escenario?

Empecemos por el mejor escenario. El mejor es que el virus tenga un ciclo. Como teoriza el Dr. Larry Brilliant, experto en epidemias por la universidad de Michigan el especialista comenta que así como los “primos” del corona virus, SARS y MARS (por sus siglas en inglés) mutaron y simplemente se desvanecieron, el covid-19 pudiera tener el mismo destino, su dicho es avalado por el Dr. Charles Prober de Stanford, en entrevista con el New York Times.

Otro buen escenario es que países como Singapur, Corea del Sur, Taiwan han demostrado que es posible contener esta enfermedad. ¿Como lo hicieron? haciendo pruebas en masa, aislando a los enfermos, contactando a los que tuvieron cercanía con ellos y poniéndolos en cuarentena si es que estuvieron expuestos y ordenando el distanciamiento social. Con estas medidas, estos países parecen haber llegado a su pico y apuntan a un decremento y reanudo de la vida diaria, pero hay que estar vigilantes, por que puede haber un repunte si se relajan en demasía las medidas de precaución.

Otro escenario optimista es que es probable que con la entrada de climas más cálidos hagan que quizá podamos tener un bajón en el número de casos. ya que virus anteriores han decaído en la entrada de verano, pero deberíamos ser cuidadosos que no regrese con venganza como sucedió con la influenza española.

Un elemento a notar es que hay actualmente más de 60 medicamentos siendo puestos a prueba en laboratorios de todo el mundo que ayudan a combatir esta enfermedad, unos inclusive ya están siendo probados en humanos, como el caso de Jennifer Haller que se convertido en la primera persona en ser vacunada contra este padecimiento y se encuentra en monitoreo constante.

En resumen: si somos conscientes del reto que tenemos enfrente, si aplicamos sentido común, cuarentenas bien aplicadas, y no sobre- saturamos el sistema de salud, tenemos una buena oportunidad de doblar la curva más temprano que tarde.

¿Y el peor escenario posible cuál es?

De acuerdo al Colegio Imperial de Londres y al Dr. Neil M. Fergurson uno de los más respetados personajes en el mundo de las epidemias y de los modelos de esparcimiento, sostiene que el mundo no va a poder contener la muerte de por lo menos de 2.7 millones de personas, tan solo entre Inglaterra y Estados Unidos. Virólogos Mexicanos indican que, en el peor escenario, 2 de cada 3 mexicanos contraerán el virus, con una tasa de mortalidad, no solo por el virus, sino por un sistema de salud colapsado, que se pudiera contar por números alarmantes.

La buena noticia es que este escenario implica un mundo donde no se tomen medidas, cosa que ya sea por iniciativa de la propia sociedad o gubernamental, se están realizando. Según un estudio publicado por la universidad de Yale, el virus se debilita gravemente después de dos semanas en un organismo. Es posible que, con una cuarentena bien planteada, en México nos toque una versión menor de lo que otros países han vivido.

Lamentablemente la respuesta del gobierno mexicano hasta ahorita ha dejado mucho que desear. Desde la imprudencia presidencial de seguirse paseando entre multitudes, hasta la actitud de muchos compatriotas de pensar que esto ni es tan grave, ni es para tanto o peor aún, que es solo una teoría de la conspiración. En este escenario, México estaría dándose cuenta muy tarde de la gravedad y reto que implica esta pandemia.

Nos toca a todos tomarlo en serio, e independientemente de la falta de respuesta de autoridades de gobierno, hagamos conciencia, escuchemos a los expertos y cuidémonos a nosotros y a nuestros prójimos, lavándonos las manos, evitando multitudes, si tienes más de 60 años no salir de su casa, y los que están por debajo de esa edad, limitando severamente las salidas. En general aplicando sentido común, es lo responsable por hacer.