Encabeza Armida Tirado Colegio de Arquitectos Profesionales de Ensenada

Por Redacción

Ensenada.-Armida Tirado Álvarez asumió la presidencia del XIV Consejo Directivo del Colegio de Arquitectos Profesionales de Ensenada (CAPE), para el periodo 2021-2023, en sustitución de Huberth Lara Leree, quien dirigió el organismo durante cuatro años.

Ante la subsecretaria de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial Edith Adriana Méndez Martínez, además de la presidente, rindieron protesta Francisco García Álvarez, vicepresidente; Jakelin Muñoz Romero, secretaria; y, Lorena Barrera Moreno, tesorera.

También lo hicieron: Francisco Olivas Quintero y Rodolfo M. Figueroa Villalobos, vocales propietario y suplente de la representación San Quintín; Gilberto Sepúlveda Ochoa, secretario de superación profesional; Mariel Organista Camacho, vocal e secretaría general y Edgar Cota González, vocal tesorero.

Durante su gestión el presidente saliente Huberth Lara Leree, se destacó por haber adquirido el terreno para la construcción de instalaciones propias para el CAPE, la afiliación de 20 nuevos agremiados, la consolidación de las mesas de trabajo con los tres órdenes de gobierno y la representación ante diversos organismos ciudadanos, entre otros logros.

Luego de reconocer el trabajo y esfuerzo de Lara Leree, en su discurso inaugural, Armida Tirado Álvarez, asumió el compromiso de presidir, administrar el colegio y mantener la unidad para poder avanzar, consolidar y hacer realidad los proyectos en curso como la edificación de la sede del organismo.

Dijo que se buscará mejorar las leyes y reglamentos, para que, con la participación de todos, se vuelvan más congruentes y justas para el ejercicio de la arquitectura, y se ser un renovado Colegio de Arquitectos Profesionales de Ensenada.

Destacó que en el CAPE, “…no solo ocupa un lugar prioritario la capacitación y la actualización de nuestras actividades para el desarrollo eficiente de nuestra profesión, si no también fortalecer los lazos con los agremiados, promover la sana convivencia social, el esparcimiento y la camaradería, pero sobre todo, con la empatía para quienes han padecido los estragos de esta terrible pandemia.”

Tirado Álvarez hizo un llamado a evolucionar y redoblar esfuerzos con ideas frescas que se deben escuchar de los jóvenes miembros del CAPE y los que están por ingresar al gremio, pero escuchar también la opinión madura y sensata que han desarrollado los agremiados con la experiencia adquirida.

La nueva presidenta del CAPE recordó que ese organismo colegiado está por cumplir su 30 aniversario desde que en 1991, un grupo de 10 fundadores decidieron unir esfuerzos con el ideal de hacer valer sus derechos, de enaltecer el ejercicio de la profesión de la arquitectura y de ser incluyentes.