Evaluación del aprendizaje ante actual escenario educativo

Por Colaboración

Ensenada.- El 2020 ha traído consigo una alerta sanitaria de alcances e implicaciones aún incalculables, lo cual acarrea constante incertidumbre en diversos ámbitos del quehacer humano. De manera particular, hoy por hoy, el escenario educativo comprende el epicentro de preguntas que parecen no tener una respuesta unidireccional e inequívoca.

Una de esas interrogantes que tienen que ver con el ámbito educativo tiene que ver con la evaluación del aprendizaje en la educación en línea en el programa Aprende en casa, mismo que se implementa desde hace medio año en nuestro país, mediado por herramientas tecnológicas.

De acuerdo con la Dra. Karla Díaz López, Coordinadora de la Maestría y el Doctorado en Educación en CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada, es importante precisar que la educación en línea es aquella que se realiza fuera de los recintos escolares a partir de diversos recursos, disminuyendo la posibilidad de contar con el lenguaje gestual, corporal, oral y la comunicación en tiempo real entre docentes y estudiantes.

La también experta en Ciencias Educativas refiere que la educación en línea es considerada como la opción por excelencia para ampliar la cobertura educativa en Iberoamérica, y que hasta el momento, en esta modalidad se suele prestar atención a la pertinencia de los contenidos, al diseño instruccional, a cuestiones gráficas más que didácticas y al uso óptimo de los recursos tecnológicos, sin embargo, se ha dejado de lado la consideración minuciosa respecto a qué y cómo evaluar el aprendizaje alcanzado.

 “Vale mencionar que, la evaluación comprende el hilo conductor del aprendizaje, por ende, es necesario que se base en diferentes instrumentos o medios que permitan apreciar el avance de cada estudiante en los distintos niveles por los que transiten”.

La educación en línea como modalidad de aprendizaje en tiempos de Pandemia

La Secretaria de Educación Pública (SEP) planea la aplicación de un examen para diagnosticar los avances y el logro de los conocimientos adquiridos por los alumnos durante la ejecución del programa denominado Aprende en casa, lo cual se realizará una vez que se levante la emergencia sanitaria.

Al respecto, la Dra. Díaz López sostiene que, una asertiva evaluación para y en la educación en línea como modalidad de aprendizaje en tiempos de pandemia precisa de al menos tres cuestiones: identificar las condiciones, medios y recursos que tienen los estudiantes para formarse; replantear los objetivos de aprendizaje; y establecer criterios para tomar decisiones con base a los resultados.

Algunos principios de la evaluación del aprendizaje en la educación en línea, de acuerdo con la Dra. Karla Díaz, son los siguientes:

·         Alineada con los fines y objetivos de la asignatura o materia, el contenido y las actividades de enseñanza-aprendizaje.

·         Considerar el conocimiento, habilidades y actitudes que deben ser evaluadas·

·         Los instrumentos empleados deben reflejar fielmente el nivel de logro que alcanzan los estudiantes. Entre estos destacan: la prueba objetiva, preguntas intercaladas, pruebas adaptativas, prueba de ensayo, proyecto, interrogatorio, lista de verificación, escalas, rúbrica, portafolio y mapa conceptual.

·   Las actividades de aprendizaje son medios de evaluación confiables.

·         La retroalimentación, ya sea en forma automática o por medio del tutor o asesor, tiene que ser oportuna, clara y acorde a cada situación.

·        La evaluación formativa es sustantiva para el aprendizaje en línea.

Finalmente, la experta CETYS recomienda a los docentes considerar las siguientes modalidades de evaluación:

·         Autoevaluación y evaluación por pares

·         Tareas de evaluación en equipo y colaborativas

·         Diálogo y debate en línea a través de foros

·         Simulación y desempeño de roles

·         Solución de problemas

·         Entrevistas individuales

·         Álbumes y portafolios

“Es importante enfatizar que, sobre todo en la educación en línea, los docentes fungimos como evaluadores permanentes de los aprendizajes de nuestros estudiantes. La evaluación formativa a lo largo de todo el curso o periodo es una más de las actividades de enseñanza.  El peso que la evaluación tiene en la formación nos obliga a planear y ejecutar a consciencia y con criterio nuestras asignaturas, así como al análisis de nuestro quehacer y cada evaluación conlleva una retroalimentación inmediata, a través de la cual se hace posible la inclusión de actividades remediales o de reforzamiento”, concluyó la Dra. Karla Díaz.