Innovación y disrupción son indispensables en empresas familiares

Por Colaboración

Ensenada.- El mundo entero atraviesa por un hecho histórico sin precedentes, generando cambios radicales en todos los ámbitos, y son estos cambios los que exigen y obligan a las empresas a acelerar sus procesos de innovación y disrupción.

De acuerdo con el C.P.C. Mario García Carrasco, director general de la región occidente en Deloitte, frecuentemente se confunden los términos de innovación y disrupción; la disrupción sucede de ejercicios de innovación; mientras que la innovación debe ser una cuestión de supervivencia para las empresas, la disrupción tiene que ver con el cómo y con una interrupción brusca de lo que se está haciendo hasta el momento.

La innovación y la disrupción en las empresas familiares deben estar presentes, sobre todo ante la actual época de incertidumbre por la que el mundo está atravesando a causa de la pandemia por el coronavirus.

“Hoy más que nunca es un pecado mortal no hacerlo, porque sin la innovación y la disrupción y sin estar conscientes de los avances tecnológicos, los beneficios que puede traer y los cambios que tenemos que hacer, definitivamente muy probablemente nuestras empresas y nuestra gente se vayan quedando en el camino”, enfatizó García Carrasco, quien es experto en servicios asociados a la creación de valor, análisis de estados financieros, modelos de negocios, finanzas y rentabilidad.

Sostuvo que en las empresas familiares donde están muy arraigadas las estructuras y las formas, así como ciertos “vicios” a los que han estado acostumbrados por 20, 30, 40, años en ocasiones el ejercicio de disrupción o de innovación puede ser muy complicado, pero es necesario.

La innovación y la disrupción pueden suponer un cambio en el modelo de negocio, quizá en alguna parte de un proceso, pero se debe actuar con agilidad al interior de las empresas en función de un buen liderazgo, lo importante es dejar de resistirse al cambio.

Durante su participación como conferencista en el Seminario de Empresas Familiares de CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada, Mario García Carrasco invitó a los empresarios a que tuvieran una mentalidad flexible, abierta al cambio y dispuesta a colaborar, además, recomendó la creación y construcción de comités de crisis al interior de las empresas; así como un comité de innovación que se esté replanteando el modelo de negocio con un pensamiento disruptivo; y contar con consejeros independientes para la obtención de grandes beneficios.

“Nuestras economías y muchas familias de nuestro estado y de nuestro país dependen de sus empresas y creo que bien vale la pena invertir en todos estos temas, solo no tengan presente que no todo lo que le sirvió a una empresa le va a servir a la otra, siempre debemos estar atentos a nuestro entorno, al cambio y las necesidades de nuestra sociedad”, concluyó.