La debacle y muerte del PAN, pero no realmente

Por Adrian Garcia

Empiezo diciendo que el PAN no necesita rescate. Necesita estrategia y militancia. No es posible que cada 6 o 3 años se repitan las mismas canciones (ya dejen descansar al Puma por amor de Dios) mismos eventos, mismas formas de comunicación. Ideológicamente el PAN no necesita mayor ajuste. Si necesita ser congruente con sus principios. No necesita robarle la agenda a MORENA, necesita defender la suya, no necesita invitar a medio mundo que sea medianamente popular, necesita regresarle la voz y poder a su militancia. Si invitar ciudadanos, si explorar alianzas, pero con el aval de ella. Sin ellos, nada. Ensenada ya no debe ser moneda de cambio por amarres políticos de dirigencias. La casa de cambio ya cerró.

No es tiempo ya para andar perpetuamente llorando por la mala fortuna electoral, es tiempo de replantear lo que somos como partido político y como lo comunicamos.

Con respecto a las “vacas sagradas” o los que se fueron y quieren regresar o se burlan porque sus gallos si ganaron, yo solo puedo decir que unos no son iguales a otros, los liderazgos tradicionales deben de admitir que su forma de ser política le dio mucha gloria al PAN, pero ahora estamos en otra época, con otras formas de hacer, pensar y comunicar política. Su perspectiva siempre será necesaria, pero es hora de juntar las mejoras estrategias posibles.

Los que se fueron, pues….se les desea salud y una vida larga, llena de reflexión y de poderse verse al espejo.

Esta es la oportunidad que tenemos de regresar al PAN del que muchos se enamoraron y de modernizarlo. El PAN que por tanto tiempo quiso cambiar las instituciones del estado, que por tanto tiempo quiso dar a sus ciudadanos una vida de libertades y oportunidades. Sostengo que tenemos muchos más logros en lo último que en lo primero. Aunque si bien el PAN haya construido instituciones que le han dado mayor calidad de vida a sus habitantes, es justo reconocer que tenemos un déficit.

Pero, sin embargo, sigue siendo el PAN la única oposición político partidista en el país.

Debemos dejar de esperanzarnos que MORENA quiere unir a los mexicanos, al contrario, un día sí y el otro también surgen los nuevos villanos favoritos de López Obrador y de Bonilla, la división de los mexicanos los llevo al poder y la división es la apuesta para continuar en él. Pero tampoco significa que debamos estar enojados por quienes se fueron a la casa de MORENA porque eso significa que el PAN las corrió de la propia y por favor, dejemos de pensar que todo lo que importa es lo que pasa adentro del PAN.

Si, dirán que el PAN es “más de lo mismo” que pertenece al PRIAN y todos esos discursos ya gastados, si sabemos que la gente estaba tan enojada con el PAN que no les importo votar por curiosamente, los máximos representantes de todo aquello que dicen odiar en un político.

Pero de las cenizas nos levantamos.