Notifican a familias que viven en zonas de riesgo en Sexto Ayuntamiento

Por Montserrat Buendía

Para informar a las familias sobre los riesgos que corren al vivir en zonas complicadas de la colonia Sexto Ayuntamiento, el Gobierno de Ensenada, a través de la Unidad Municipal de Protección Civil, llevó a cabo acciones de notificación preventiva.

El director de Protección Civil, Julio César Obregón Angulo, precisó que tras un reporte al 911, personal de la dependencia acudió al área donde se encuentran diversas viviendas en situación de peligro de deslave por el reblandecimiento de tierra.

Por ello, explicó, el personal ha colocado sellos y dieron aviso a cada familia para que extremen precauciones y recomendarles que busquen un área a dónde pudieran trasladarse en caso de emergencia, como es ir a casa de otros familiares.

Julio César Obregón comentó que se trabajará coordinadamente con otras dependencias gubernamentales, además de solicitar a asociaciones y colegios de profesionistas en ingeniería y arquitectura, su colaboración para realizar un dictamen a profundidad para determinar el nivel de gravedad y estado que guarda el tipo de tierra de sus predios.

El funcionario municipal subrayó que en cuanto se tenga mayor información la dará a conocer de manera oportuna, pues en este momento lo fundamental es que los residentes conozcan que están en zona de alto riesgo.

Obregón Angulo recordó que Protección Civil ya ha notificado con anterioridad otras áreas de Ensenada con la misma situación de riesgo, por lo que llama a la población a comunicarse al número de emergencias 911 para reportar cualquier problema.

Cespe también atiende el caso

El Director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada, Marcelino Márquez Wong, explicó que tras el reporte de un deslave en la calle 16 de Septiembre, entre 24 de Febrero y Cañonero Progreso de dicha colonia, donde las laderas son inestables.

Informó que este problema de suscitó por las lluvias continuas que se han presentado en la región, debido a la gran cantidad de agua que se filtra en el suelo, llenando los poros o espacios que en él existen, dando como consecuencia que el suelo se sature, aumente su peso, debilite la zona y se desprenda.