Reforma constitucional al poder judicial representa un retroceso

Por Redacción

Ensenada.– El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Unión, considera que la declaratoria de reforma constitucional en lo relativo al Poder Judicial, reafirma mayor discrecionalidad para el Consejo de la Judicatura Federal, así lo expuso la Diputada Federal, Lizbeth Mata Lozano.

La legisladora panista, explicó que en este proyecto de decreto para reformar la Constitución en lo relativo al Poder Judicial, implica la limitación de las controversias constitucionales y el acotamiento de los recursos de revisión para los amparos directos, además de que el establecimiento de un sistema de precedentes vendrá a debilitar el federalismo.

Lizbeth Mata, comentó que los diputados del PAN, esperan que para la reforma secundaria, se dé en condiciones de mayor apertura y discusión.

Los legisladores de la bancada panista, consideran que esta reforma representa un retroceso hacia un país menos republicano, más autoritario y sin una efectiva división de poderes.

En ese sentido, comentó Mata Lozano, el Poder Legislativo debe refrendar la autonomía y ser un verdadero contrapeso frente al Poder Ejecutivo, para lo cual requiere de un trabajo profundo y cuidadoso, pero definitivamente con la mayor participación de la sociedad civil organizada, de especialistas y académicos.

Estas reformas afectarán a toda la sociedad, señaló, por ello no podemos permitir que una parte importante del sistema de impartición de justicia se efectué de manera opaca.

Consideró que si se debe efectuar una reforma al Poder Judicial de nuestro país, pero en los temas que si le urgen, como: una mejor planificación del proceso de selección de ministros y ministras, el fortalecimiento del juicio de amparo para que sea más accesible, pero sobretodo la reforma a los poderes judiciales locales.

La Cámara de Diputados emitió el proyecto de declaración a las reformas relativas al Poder Judicial de la Federación, previamente la Secretaría de la Mesa Directiva dio cuenta de la recepción de 18 votos aprobatorios de las legislaturas de Campeche, Chiapas, Coahuila de Zaragoza, Durango, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y de la Ciudad de México. Además, se recibió un voto no aprobatorio del congreso de Guanajuato.