Sancionarán hasta con 12 años a quien eleve precios en periodo de crisis

Por Redacción

Ensenada.-  Con 465 votos a favor en el Congreso de la Unión, se aprobó sancionar hasta con 12 años de prisión y con dos mil a veinte mil días de multa a productores, distribuidores, comerciantes o cualquier persona que eleve el precio de venta de artículos de consumo necesario, productos de higiene personal, medicamentos e insumos médicos durante un desastre natural, riesgo sanitario o cualquier otra circunstancia catastrófica, explicó la Diputada Federal, Lizbeth Mata Lozano.

Dijo que esta iniciativa fue propuesta por la fracción del Partido Acción Nacional y aprobada en sesión semipresencial, agregando que durante la pandemia se experimentó el incremento injustificado y desmesurado de productos de primera necesidad, destacando el caso de cubrebocas, gel desinfectante, tanques de oxígeno, volviéndose exclusivos para quienes más tienen.

La legisladora señaló que como sociedad no se puede permitir que las familias decidan entre comer o atender la salud, por ello se buscó dar una respuesta para evitar este tipo de situaciones, entre los ejemplos, la población de Yucatan, que están enfrentándose a las catástrofes por huracanes, el costo del hielo ante la falta de energía eléctrica se ha vuelto un producto indispensable, y puede elevar su costo hasta 10 veces más.

Lizbeth Mata recordó que desde el inicio de la pandemia, el PAN advirtió que el incremento de costos se estaba dando en todos los rincones del país, por ello se trabajó en esta iniciativa para erradicar estas prácticas, pues no se debe hacer negocio con el dolor de los seres humanos, puntualizó.

Los legisladores del PAN, hicieron un llamado a las instituciones como la  PROFECO, para vigilar los precios y endurecer las sanciones. La pandemia ocasionada por el coronavirus ha generado altos precios y escasez de productos indispensables para enfrentar la contingencia y que, por supuesto, dañan y lastiman la economía de las y los mexicanos.

Afirmó que los sobreprecios afectan aún más a aquellos que se encuentran en una condición vulnerable, ya que, de acuerdo con cifras del Inegi, al menos 4 de 10 personas en México se encuentran en esta condición.