“¿Y ahora qué?”

Por Adrián García

Ensenada.– Debo admitir que no estoy especialmente acongojado por los desastrosos resultados electorales del pasado 2 de junio, donde el PAN perdió hasta la levadura. Ciertamente me da mucha tristeza por los simpatizantes, compañeros y candidatos que dejaron todo en el campo. Me da tristeza que los Baja Californianos hayan escogido a personajes muy oscuros para los principales cargos políticos del Estado, pero así que digamos que me verán en la mesa del rincón, ¿pidiendo una botella? No.

Esta es la oportunidad que tenemos de regresar al PAN del que muchos se enamoraron y de modernizarlo. El PAN que por tanto tiempo quiso cambiar las instituciones del estado, que por tanto tiempo quiso dar a sus ciudadanos una vida de libertades y oportunidades. Sostengo que tenemos muchos más logros en lo último que en lo primero. Aunque si bien el PAN haya construido instituciones que le han dado mayor calidad de vida a sus habitantes, es justo reconocer que tenemos un déficit.

Pero, sin embargo, sigue siendo el PAN la única oposición político partidista en el país.

Debemos dejar de esperanzarnos que MORENA quiere unir a los mexicanos, al contrario, un día si y el otro también surgen los nuevos villanos favoritos de López Obrador y de Bonilla, la división de los mexicanos los llevo al poder y la división es la apuesta para continuar en él. Pero tampoco significa que debamos estar enojados por quienes se fueron a la casa de MORENA porque eso significa que el PAN las corrió de la propia y por favor, dejemos de pensar que todo lo que importa es lo que pasa adentro del PAN.

Si, dirán que el PAN es “mas de lo mismo” que pertenece al PRIAN y todos esos discursos ya gastados, si sabemos que la gente estaba tan enojada con el PAN que no les importo votar por curiosamente, el máximo representante de todo aquello que dicen odiar en un político.

Pero de las cenizas nos levantamos.

 

“Así que quieres ser consejero o Presidente del PAN?”

 

La verdad es que una de las constantes de los grupos de poder que han dominado el PAN es su permanente participación en todos los procesos. ¿No te gustan los nombres que suenan? LANZATE, estas enfadado de ver a los mismos de siempre?? (vía ellos o sus equipos) levanta la mano!

No vale ya quedarse callado, el PAN necesita sangre fresca que atienda los cambios demográficos, sociales y culturales que existen en el estado y en Ensenada.  Así que ocupamos otro tipo de Panista, uno gallardo, que diga las cosas como son, lejos deben de quedar esas “comisiones de reflexión” que no sirven para nada. Nadie puede unir al país, somos muchos y hay de chile, de dulce y de manteca. Mejor hagamos una coalición con los afectados por el MORENISMO, hagamos una alianza con la gente, hablemos de lo que nadie habla:

Hay Baja Californianos sin acceso a tratamientos para su cáncer.

Jóvenes que pierden sus becas que si necesitan por privilegiar a quienes no.

Agricultores que ven que nadie pelea por ellos y ven como se les imponen impuestos a sus productos.

Hay mamas que han tenido que perder su trabajo porque no tienen quien le cuiden a sus hijos.

El medio ambiente está en peligro con la absurda política antiambientalista de Morena.

La violencia se dispara, no es posible que había menos violencia en la guerra de Calderón que en la Pax Mexicana López Obradorista.

Jóvenes que, con Licenciatura en mano, ganan 20% menos que sus padres con Bachillerato.

Miles de mexicanos desempleados y sin perspectivas de encontrar un empleo bien pagado.

Si bien es cierto que quien quiera participar tiene todo el derecho a levantar la mano, a pedir ser considerado, también es cierto que los panistas deben tener un profundo sentimiento de critica al momento de escoger a los nuevos dirigentes, el presidente del PAN es la cara del Panismo en el estado y en el municipio, pensemos muy bien quien queremos que sea la nueva cara de él, que si le apostamos a formulas viejas, en el pecado llevamos la penitencia.

Es hora de votar auténticamente en libertad.