Propuesta económica del PAN busca proteger a familias

Por Redacción

Ensenada.– Los Diputados del Partido Acción Nacional realizaron una propuesta económica a fin de poder enfrentar la pandemia por el COVID-19, la caída de los precios del petróleo, entre otros hechos de orden global, pero que demuestran los débiles que están nuestras finanzas y el desastre que ha causado en ellas el gobierno federal, señaló la Diputada Federal Lizbeth Mata Lozano.

Se trata, dijo, de un plan de contingencia que permitirá crear un fondo de aproximadamente 400 mil millones de pesos, y con ello poder hacerle frente a la recesión económica que estamos viviendo, permitiendo evitar la pérdida de trabajos e incentivar el mercado interno.

El Grupo Parlamentario del PAN, advirtió desde el año pasado y lo señaló en su momento, que la desaparición del Seguro Popular y los recursos destinados al tema de salud dentro del presupuesto federal para el presente ejercicio, eran insuficientes, que el INSABI no garantizaba la atención digna para las mexicanas y los mexicanos, destacó Mata Lozano.

No obstante, se señaló que la política económica de México, no era acorde a la situación real, que se había privilegiado los programas electoreros y asistencialistas, en lugar de fortalecer las acciones que garantizarán la permanencia de empleos y se fortaleciera la inversión e infraestructura, dando como resultado un desastre financiero.

La legisladora, explicó que la propuesta del PAN, evitaría contratar más deuda, pero para ello se deben de cancelar los proyectos y las obras de “relumbrón” que está llevando a cabo el gobierno federal, lo cual ha demostrado que obstaculiza el desarrollo del país, y quedó demostrado con el 0% de crecimiento que se reportó en 2019.

En plena pandemia por el COVID-19, lo que le espera a México no es promisorio, al contrario, el bolsillo de los mexicanos se verá impactado, o como algunos ya lo están resintiendo con el cierre temporal de sus fuentes de trabajo.

Para proteger la economía de las familias, agregó, se debe implementar un auténtico plan de infraestructura y de inversión productiva para reactivar la economía, generar utilidades y crear empleo para la gente; agilizar las compras gubernamentales y un plan energético, basado en energías limpias para disminuir paulatinamente nuestra dependencia financiera de los hidrocarburos.

 En el plan económico de Acción Nacional, destacó, propone lo siguiente:

  • Implementar un seguro temporal de desempleo, para las personas que por la crisis económica sean desprendidos de su fuente de trabajo.
  • Legislar en materia de teletrabajo, para permitir a los trabajadores laborar desde sus domicilios, brindándoles certidumbre respecto de sus salarios y responsabilidades.
  • Establecer un programa temporal de suficiencia medicinal y alimentaria, para que las familias en    situación de vulnerabilidad reciban un apoyo económico que los ayude a satisfacer estas      necesidades.
  • Crear un programa de empleo temporal para mitigar el desempleo.
  • Créditos gubernamentales para Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), con interés cero para     su recuperación y estabilización económica.
  • Cancelar la construcción de la “Refinería de Dos Bocas”, ya que podríamos destinar los 170 mil    millones de pesos del costo de su construcción, a la atención de los enfermos de coronavirus, además de sostener en gran medida el plan de contingencia que proponemos. Es absurdo      seguir invirtiendo en este proyecto, ante la caída de los precios de petróleo, las pérdidas    millonarias de PEMEX y la transición del mundo hacia las energías verdes.
  • La cancelación del “Tren Maya”, lo cual generaría un fondo de 130 mil millones de pesos para    combatir estar contingencia.
  • Uso de 70 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros.
  • Cancelación del programa sembrando vida, ya que ha sido un programa que no ha cumplido con      las metas establecidas al principio de la administración. Esto nos permitirá disponer 25 mil     millones de pesos adicionales.