Urge “Remedio Solidario” para desempleados por pandemia

Por Redacción

Ensenada.- La crisis generada por Covid-19, ha dejado un saldo de 2 millones de desempleados que requieren urgentemente de apoyo, por lo que la dirigencia local de  la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), insiste en la urgencia del Remedio Solidario.

El presidente del organismo en Ensenada, Martín Muñoz Barba, consideró la importancia de garantizar medidas que apoyen a las empresas a aliviar presiones de liquidez, a fin de ayudar a preservar sus plazas laborales y dar continuidad del empleo bajo esquemas de formalidad.

“Urge un acuerdo nacional que  permita encaminar a una recuperación de la economía, en específico, se requiere implementar recursos para proteger el empleo formal, brindar un apoyo a los trabajadores que siguen fuera del mercado laboral o están en búsqueda de un nuevo empleo, e incentivar la creación de nuevos empleos”, explicó.

Muñoz Barba, refirió, que con la llamada “Nueva Normalidad”, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó que, en junio, 5.7 millones de mexicanos regresaron a la fuerza laboral; entre los que regresaron, 4.74 millones lo hizo directamente a un empleo y 900 mil se sumaron a los que están en la búsqueda de uno, detalló.

Con esto, explicó, la tasa de desempleo abierto (aquellos que activamente están buscando un empleo) es de 5.5% de la población ocupada, equivalente a 2 millones de personas.

“Para poner en perspectiva, esta tasa era 3.6% en junio 2019; por lo que preocupa que la crisis se traduzca en mayores niveles de informalidad”, apuntó.

En junio 2020, 3 millones de personas regresaron a la informalidad, que se suma al aumento de 1.9 millones de personas que ya habían regresado en mayo, añadió, sin embargo, la disminución de 2 millones de empleos formales que se registró a consecuencia del confinamiento no mostró una recuperación.

Muñoz Barba precisó que las mejoras en el mercado laboral que se reportan en junio responden al fin de la Jornada de Sana Distancia. Sin embargo, el panorama aún muestra muchas dificultades.

Aún hay 7.3 millones de personas más de las que había previo a la pandemia, fuera de la fuerza laboral pero que se dicen disponibles para trabajar, lo que significa un desempleo encubierto, consideró.

Asimismo, hay 13.9 millones de personas más que trabajan menos horas de las que pueden y necesitan trabajar.

Dijo que, pese a que solo el 8% de las empresas percibió algún tipo de apoyo del gobierno, las mejoras reflejan que desde la empresa se ha hecho un esfuerzo importante para mantener las fuentes de empleo a pesar de que 2 de cada 3 tuvo que cerrar sus operaciones y 92% de ellas reportó una disminución de sus ingresos durante este periodo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y su brazo empresarial, el Business at OECD, han coincidido en necesidad de reintegrar a las personas a su vida laboral y de crear nuevas oportunidades de empleo.